Columnistas


Elon Musk el revolucionario
Autor: Rafael Bravo
25 de Abril de 2014


Los nombres Tesla y SpaceX pueden sonar desconocidos para mucha gente.

Su gestor Elon Musk igualmente sería una especie de fantasma en la cotidianidad sino fuera porque con su empeño e innovación ha desafiado al mundo con sus empresas y una inusual capacidad para asimilar el fracaso en el mundo empresarial. Tesla es la moda entre los que se pueden dar el lujo de comprar un vehículo a un precio al que no muchos tienen acceso: unos 71 mil dólares por el Modelo S que es totalmente eléctrico y permite recorrer hasta 200 millas ( 320 kilómetros ). 


Es un automóvil impulsado por 7 mil celdas conectadas a un motor eléctrico sin caja de cambios y libre de humo que alcanza los 100 km/hora en 4 segundos. El Modelo S ha recibido la mejor calificación de calidad en la historia por parte de Consumer Reports y es el vehículo más seguro según el Departamento de Transporte de los Estados Unidos. Tesla ha venido ampliando su red de estaciones de carga en las principales ciudades de los Estados Unidos de modo que los conductores recarguen la batería en forma totalmente gratuita.


Fue necesario que transcurrieran 100 años para que surgiera una nueva marca de vehículos en los Estados Unidos. Enfrentado a los poderosos intereses del petróleo que mueve a todos los vehículos del mundo, la apuesta por la tecnología eléctrica es una batalla que Tesla comienza a librar con éxito. Luego de sacar al mercado 22.477 unidades de su modelo S en el año anterior, aspira a producir 35 mil en el 2014. La clave para lograr una reducción en el precio de las baterías depende del volumen de ventas.


Elon Musk mucho antes de fundar a Tesla incursionó en 1999 como cofundador de una compañía de servicios financieros en línea ofreciendo pagos vía correo electrónico. Su nombre: Paypal que luego fue adquirida por Ebay aportándole 300 millones de dólares a su patrimonio. Para el 2002 en compañía de otros visionarios le da inicio a SpaceX, una aventura cuyo más reciente logro fue haber lanzado un cohete con la misión de reaprovisionar a la Estación Espacial como parte de un multimillonario contrato con la NASA. El diseño del cohete fue obra del propio Musk quien además aspira en un futuro próximo liderar el negocio del turismo espacial.


Musk en una entrevista al programa 60 Minutes manifestó: ‘’ Si algo es lo suficientemente importante, usted debe intentarlo aun si el resultado probable es el fracaso’’, algo que define solo a quienes asumen riesgos y poseen una mente creativa. Con tan solo 42 años este joven magnate se define como un hombre que desea cambiar el mundo a través de la innovación. Musk es al Tesla lo que Steve Jobs fue a Apple con el IPhone. Perfeccionistas, ambiciosos e intensos.


Elon Musk definitivamente ha entrado con todos los honores a la galería de genios que como Mark Zuckerberg de Facebook, Larry Paige y Sergey Brin de Google revolucionaron la forma de interactuar y cambiar paradigmas. Su próximo paso en el mundo de los negocios ha sido ingresar a la China con su Modelo S con el respaldo de las autoridades de ese país que ven la tecnología de autos eléctricos una solución a la creciente contaminación que padecen las grandes urbes.