Economía

Agreement does not fix structural problem of rice sector
Acuerdo no arregla problema estructural arrocero
11 de Abril de 2014


Aunque arroceros y Gobierno llegaron a un acuerdo para no prolongar el paro, las medidas no solucionarían el problema estructural de los agricultores.


Foto: Esneyder Gutiérrez Cardona 

Desde el 2007 los rendimientos del sector arrocero han caído entre el 20 % y el 35 %.

César Augusto Betancourt Restrepo


@c88caesar


El paro de los arroceros que estaba anunciado para el día de ayer duró poco tiempo, pues campesinos y Gobierno llegaron a un compromiso en el que se acordó un precio mínimo a la carga de arroz de 121.000 pesos. 


Sin embargo, de acuerdo con Nelson Enrique Roa, vocero de Dignidad Arrocera del Casanare, este subsidio no arregla el problema estructural de los agricultores, pues estos ya serían el precio excesivo de algunos insumos, así como algunos Tratados de Libre Comercio que “hay que entrar a reevaluar” y el contrabando que sigue afectando al sector.  


Además Roa explicó que “el veneno del asunto” se da en un conflicto con la industria debido a las condiciones de laboratorio, el cual estudia la calidad del producto y con base en eso fija el precio del arroz, pero que es manejado por la misma industria.  


“La industria por decisión unilateral califica el producto, y de esa manera termina pagando por debajo de los precios que se fijan como franja de precios. En estos momentos a mí me late que esto es lo mismo que el año anterior, simplemente que cambia de nombre: el año anterior era franja de precios y ahora se habla de subsidio, pero que igual lo va a manejar la industria”. 


Roa señaló que se le ha pedido otros laboratorios de referencia para que operara de manera neutral calificando la calidad del cereal, “pero eso no se está dando, y en el mejor de los casos le dejan es a Fedearroz ese manejo del laboratorio, y esa entidad siempre anda de la mano con la industria y el Gobierno”.  


Las causas 


Los arroceros iniciaron su protesta porque los precios que paga la industria estaban por debajo de los costos de producción y que su actividad se veía perjudicada, además por la falta de créditos y el contrabando, que dificultan a los productores nacionales la competición en el mercado interno, hasta el punto de que sus márgenes de utilidad han caído un 35 %.


Según el movimiento Dignidad Arrocera, articulador de la huelga, el año pasado entraron al país 400.000 toneladas de arroz de contrabando y a los demás países de la Comunidad Andina (CAN) se les autorizó el ingreso de 90.000 toneladas más.


En enero pasado el Ministerio de Agricultura y el Consejo Nacional del Arroz pidieron a los productores de este cereal “cautela y racionalidad económica” en la siembra de este año para evitar una sobreproducción porque el país comenzó el año con un inventario de 500.000 toneladas.


El acuerdo garantiza un precio mínimo para la compra del cereal en las zonas productoras, que empezó a regir desde ayer, hasta el próximo 18 de noviembre, informó el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.



Compromiso industrial

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, expresó en un comunicado que el gremio ha mantenido reuniones tanto con el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, y los afiliados a la Cámara de Induarroz, para darle una solución a la crisis de los arroceros. 


El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, señaló que gracias a la concertación adelantada por el gremio y el ministro Lizarralde, se permitirá a los industriales realizar compras de las cosechas de arroz durante el año garantizando a los agricultores el precio mínimo de compra en las zonas productoras, a partir de este jueves y hasta el 15 de noviembre próximo. 


Este acuerdo beneficiará a departamentos como Tolima, Huila, Meta, Casanare, Norte de Santander, Santander, Córdoba, Sucre, Bolívar, Magdalena, Cesar y La Guajira, zonas en las que se cultiva el grano.