Mundo deportivo

Final feliz para Martin
9 de Abril de 2014


Un total de cinco colombianos siguen en carrera en la prueba vasca tras el retiro ayer del antioqueño Carlos Betancur, quien no se recuperó de un forúnculo en su pierna.


Foto: EFE 

El Tanque, como es conocido Martin, logró su primera victoria de la temporada.

EFE


El campeón mundial contrarreloj de las tres últimas temporadas, el alemán Tony Martin (Omega), se aprovechó de una escapada de siete corredores en el kilómetro 18 que él mismo provocó para dar en la parte final de la segunda etapa de la Vuelta al País Vasco, de 155,8 km entre Ordizia y Dantxarinea, uno de los recitales que acostumbra en este tipo de situaciones.


Una referencia de lo que ha hecho el mejor especialista contra el crono del pelotón orbital con permiso de Fabián Cancellara, puede ser lo que ocurrió en la Vuelta a España 2013 cuando Martin se escapó de salida, estuvo escapado en solitario 175 kilómetros y fue cazado a unos metros de la meta en Cáceres por un pelotón precisamente a lomos de “la locomotora suiza”.


Esta vez, Martin estuvo escapado 137 kilómetros, aunque 119 acompañado por un grupo de varios ciclistas, y el final fue feliz para el ganador de las contrarreloj finales de esta carrera en 2011 y 2013.


“La victoria me da mucha moral después de pasar una mala racha. Estoy muy satisfecho de volver a ganar en el País Vasco”, dijo el vencedor.


Por detrás de Martin, a 30 segundos, llegó a meta el pelotón principal, en el que lideraron el esprint el velocista del Sky, Ben Swift, uno de los más rápidos de los que acudió a la carrera vasca, y el compañero del vencedor Michal Kwiatkowski, tercero en la general y tercero ayer.


Alberto Contador (Tinkoff-Saxo), decimosexto en la meta, continuó de líder y con los catorce segundos de ventaja que le sacó en la primera etapa a Alejandro Valverde (Movistar), sexto en la etapa y el otro gran favorito a la victoria final. “La Vuelta está completamente abierta”, indicó Contador.


Las dos grandes estrellas de la prueba volvieron a protagonizar los momentos más emocionantes de la fracción en el repecho de Venta Berruet, que se subió dos veces, a poco de meta. Aunque sin consecuencias para la general porque el terreno no dio para más.


Como tampoco tuvo éxito un ataque de otro excampeón del mundo, Philippe Gilbert, a cuatro kilómetros de meta para acercarse a Martin.