Economía

International Monetary Fund (IMF) forecasts “moderate” growth of Andean countries
FMI proyecta “moderado” crecimiento de países andinos
Autor: Duván Vásquez
9 de Abril de 2014


El informe de “Perspectivas Económicas Globales” fue presentado ayer en Washington, en el marco de las Reuniones de Primavera del organismo y el Banco Mundial.


Foto: Esneyder Gutiérrez Cardona 

Las obras civiles fue un subsector que creció al 10,2 % anual en el PIB de la construcción de Colombia.

economia@elmundo.com


Twitter: @duvanandvasquez


El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró sus proyecciones económicas para Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia al cierre de 2014, pero pronosticó que de los países andinos Venezuela entrará en una depresión.


Según el informe de “Perspectivas Económicas Globales” del organismo, Colombia tendría un crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB) del 4,5 % este año, lo que sería dos décimas porcentuales por encima del 4,3 % registrado en este país al final de 2013, de acuerdo con los reportes del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). Sin embargo, esta mejorada proyección del Fondo subió tres décimas lo pronosticado hace seis meses.


Junto a ese análisis, el FMI revisó a la baja la tasa de inflación de Colombia y acumularía un 1,9 %, a diferencia de hace un semestre cuando la ubicó en 3 %. Además, predijo que en 2015 ese indicador alcanzaría unos 2,9 puntos porcentuales.


En ese sentido, el decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Antioquia, Ramón Javier Mesa, aseveró que hay condiciones que muestran positivos indicadores para la Nación, a causa de sectores que se han convertido en motores de la economía colombiana.


“Colombia es un país que en este momento tiene una posición privilegiada gracias al dinamismo de la construcción, sobre todo con el tema de las viviendas, y la favorable coyuntura cafetera que incide positivamente en el crecimiento del país”, afirmó Mesa.


Así coincide José Vicente Cadavid, docente de Economía de la Universidad Eafit, quien aseveró que las proyecciones optimistas se dan porque hay índices líderes que están en las “variables determinantes en cuanto a la demanda, inversión, consumo y exportación”.


Pese a las “mejoradas” perspectivas económicas, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, indicó  en su informe que Colombia se mantendrá como una de las naciones de la zona andina con mayor tasa de desocupación con un 9,3 %, solo superada por la de Venezuela. Sin embargo, el organismo “ve avances en la generación de puestos de trabajo”.


Finalmente, el FMI estima que el déficit por cuenta corriente de Colombia será del 3,3 % del PIB en 2014 y de un 3,2 % en 2015.


Indicadores de los vecinos


De acuerdo con los pronósticos del FMI, el PIB de Bolivia se incrementará un 5,1 % en 2014 (una décima más de lo pronosticado en octubre), acompañado de una tasa de desempleo del 6,3 %, y un 5 % en 2015. En contraste al ritmo de crecimiento, su inflación será de un 6,8 % este año.


Por otro lado, Ecuador obtuvo una mejora de dos décimas porcentuales en su perspectiva de crecimiento y cerraría este año con un aumento de su economía en una tasa de 4,2 %, junto a una inflación de 2,8 %, 0,4 % por encima de la prevista hace seis meses. El desempleo se mantendrá estable en un 5 % hasta 2015.


Perú, de acuerdo con la directora del FMI, Christine Lagarde, seguirá como el país líder en crecimiento de la región, porque su PIB está calculado para este año con incremento del 5,5 %, aunque es dos décimas más baja que lo pronosticado en el semestre pasado. Asimismo, la inflación peruana será de las más bajas de la región con un 2,5 % al cierre de 2014, solo mejorada por Colombia.


Por todo lo anterior, Gian Maria Milesi-Ferretti, subdirector de Investigación del FMI, manifestó que “las perspectivas de crecimiento para países exportadores de materias primas como Perú, Colombia, Chile y Bolivia son todavía bastante sólidas”. 


En ese sentido, el decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Antioquia, Ramón Javier Mesa, explicó que hay unos indicadores positivos para los países de esta región del continente, porque “tenemos una perspectiva favorable frente a unas materias primas que tienden a tener precios relativamente mejores que el año pasado y eso favorece un poco la situación de los ingresos de las exportaciones”.


Por otro lado, el catedrático aseguró que hay en algunos países de la región, entre ellos Colombia, un “blindaje” importante que les permite amortiguar los impactos adversos. Así mismo, la recuperación de las economías industrializadas aumentan las exportaciones de Sudamérica, lo que ha dejado expectativas optimistas para lo que resta del 2014.


Venezuela, el lunar


En contraste de los demás países de Latinoamérica, el FMI pronostica que Venezuela entrará este año en un periodo de depresión económica que irá hasta 2015. Por tal motivo, el organismo ha pasado de considerar que el PIB venezolano crecería un 1,7 % en 2014 a apuntar que caerá un 0,5 % y continuará reduciéndose en 2015, cuando espera una contracción del 1 %.


El decrecimiento se junta con una hiperinflación, en la que los precios subirán un 50,7 %, diez puntos porcentuales más que en 2013, y el incremento será de un 38 % en 2015. La tasa de desempleo pasará de 9,2 % al 11,2 % y aumentaría el próximo año a 13,3 %.


Al respecto, Mesa aseveró que Venezuela desde hace largo rato tiene un “manejo equivocado de su política económica”, sobre todo con la operación de las divisas del petróleo, en un escenario en el que los precios no han sido muy altos.


“Es una Nación que se está desangrando por la falta de divisas siendo un país petrolero. Ese manejo de su política económica le está pasando factura y es evidente que la economía es cada vez más difícil sumada al hecho de que políticamente está dividido. Por eso las perspectivas desfavorables para el resto del año”, dijo el decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Antioquia.



Latinoamérica, menos optimista

A diferencia del favorable pronóstico para los países andinos, el FMI prevé un freno en el incremento de la economía de Latinoamérica y reduce en cuatro décimas la previsión de crecimiento para la región en 2014 que será de hasta el 2,5 %. En ese sentido, el Fondo rebaja también la progresión prevista para 2015 en 3 %, tres décimas menos de lo adelantado hace unos meses.


Sin embargo, el informe de las “Perspectivas Económicas Globales” plantea que la recuperación en las economías avanzadas tendría un impacto positivo en el comercio de América Latina. Aunque el efecto se verá mermado por los menores precios de las materias primas, unas condiciones financieras menos propicias y cuellos de botella en las cadenas de suministro de algunos países.


Por otro lado, el FMI insiste en que hay unas “considerables diferencias” en la región, por ejemplo en el caso de México, que repuntará un 3 % este año y un 3,5 % el siguiente tras un débil crecimiento del 1,1 % en 2013.


Brasil, por el contrario, avanzará lentamente con un crecimiento anticipado del 1,8 % en 2014 y del 2,7 % en 2015.