Columnistas

Parques del Río Medellín (3)
Autor: José Hilario López A.
4 de Abril de 2014


De manera acertada la Alcaldía de Medellín ha renombrado así el ambicioso proyecto que transformará nuestra ciudad y el Valle de Aburrá, reconociendo con ello los distintos entornos socio-económicos y culturales...

De manera acertada la Alcaldía de Medellín ha renombrado así el ambicioso proyecto que transformará nuestra ciudad y el Valle de Aburrá, reconociendo con ello los distintos entornos socio-económicos y culturales que existen en el corredor del río en su paso por nuestro hermoso valle, orgullo de nuestros antepasados y que la actual administración municipal se ha propuesto recuperar para sus pobladores y visitantes.


La diversidad socioeconómica de la zona de influencia del Proyecto muestra en primer lugar el sector  sur, entre la Quebrada Zúñiga, límites con Envigado, y la Calle 30, en el cual se tienen entornos diferentes en ambas márgenes del río: El Poblado por el lado oriental con los índices más altos de calidad de vida de la ciudad y la zona universitaria de Eafit y del Politécnico Jaime Isaza Cadavid en las inmediaciones del río. En cambio la fracción occidental corresponde a barrios de estratos 3 y 4 conectados con el Cerro Nutibara, pero separados del río por una zona industrial.


El sector central entre las calles 30 y 77 (Puente del Mico) es de igual manera diferente en cada margen del río.  La zona oriental, que incluye el denominado centro de la ciudad  y parte de la Comuna 4, incluye barrios de estratos 3 y 4, una gran actividad comercial y centros educativos en el denominado “Viejo Centro” y el Centro Administrativo La Alpujarra; en el extremo norte está  el campus de la Universidad de Antioquia, El Jardín Botánico y los  parques Norte y Explorara. Por la Avenida 33, el sector central conecta con la Doble Calzada a Las Palmas y condominios de estrato alto, así como con el Cerro de la Asomadera. 


Por el lado occidental del sector central se encuentran barrios residenciales de estratos 4 y 5 (Belén y Laureles) y de estratos 1,  2 y  3  (Castilla y Caribe), el campus de la la Universidad Nacional Sede Medellín, La Unidad Deportiva Atanasio Girardot y El Cerro El Volador. En las orillas de la quebrada La Iguaná, bordeando nuestro cerro tutelar, se tienen asentamientos subnormales que coexisten con viviendas de estratos 1 y 2.


Al norte del Puente del Mico y hasta los límites con el Municipio de Bello, por el costado oriental se encuentran barrios de estratos 1 y 2, así como  asentamientos subnormales en la orilla del río. Los barrios del lado occidental son similares al oriental, pero con dotaciones institucionales como el Terminal de Transportes del Norte y La Plaza de Ferias.


Con  lo anterior se entiende la razón de concebir el Proyecto como un conjunto de parques lineales ajustados a la diversidad socio-económica y cultural de cada entorno, que beneficiará a toda la población desde los estratos altos hasta los habitantes de los barrios populares. 


Imaginemos ahora lo que Los Parques del Río significarán como re-urbanización del corredor de su influencia, creando espacios para vivienda en altura aledaña a extensas zonas verdes y recreativas, con aire limpio y un bello río en recuperación.  Vivir en este corredor, donde además se cuenta con la mejor dotación de servicios públicos y de transporte público, será un privilegio para ciudadanos  de los estratos 2, 3, 4 y 5.  Ejemplos de esta re-urbanización es La Ciudad del Río en los antiguos predios de Simesa y de Erecos y lo que se va construir en Naranjal,  y que será replicado en localidades deprimidas, tales como: El Corazón de Jesús y Barrio Triste, San Benito y antigua Estación Villa, Barrio Caribe y los  asentamientos subnormales en el extremo norte del corredor.


En próxima columna hablaremos del manejo de las quebradas tributarias al río y de los aspectos económicos y financieros del Proyecto


Nota: Felicitaciones a Medellín sede del Séptimo Foro Urbano Mundial, que se inicia hoy. Bienvenidas señores delegados y éxitos en sus deliberaciones!