Nacional

Mañana inicia nuevo ciclo de diálogos en La Habana
3 de Abril de 2014


El tema de discusión seguirá siendo el de las drogas ílicitas


EFE


El equipo oficial, encabezado por el jefe negociador, Humberto de la Calle, partió al final de la tarde de hoy de la base militar de Catam, en Bogotá.


La ronda anterior concluyó el pasado 30 de marzo y en esta ocasión el receso fue más corto de lo habitual para poder concluir el vigésimo tercer ciclo, de diez días de duración, antes de la Semana Santa, dijo a Efe una fuente cercana a las negociaciones.


Al cerrar el anterior ciclo, el Gobierno y las Farc manifestaron su esperanza de poder concluir "prontamente" la discusión sobre drogas ilícitas, que comenzó hace cuatro meses y es el tercer punto abordado en este proceso.


 


El tema de las drogas ilícitas está dividido en tres partes: sustitución de cultivos, prevención del consumo, producción y comercialización, este último quizás el más sensible porque tiene que ver directamente con el narcotráfico, un fenómeno que en las últimas décadas ha agravado el conflicto armado colombiano.


En los diálogos en La Habana, que se iniciaron en noviembre de 2012, las partes han alcanzado ya dos acuerdos, el primero sobre tierras y desarrollo rural, que se logró después de seis meses de negociación, y el de participación política, que también consumió seis meses de discusiones.


Antes de partir a la capital cubana, el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, lanzó la Red de Alcaldes y Gobernadores por la Paz, una iniciativa en la que los mandatarios locales y regionales harán sus aportes para el proceso de negociación.


El acto de lanzamiento se llevó a cabo hoy en Santander de Quilichao, una ciudad del departamento del Cauca donde en las últimas semanas se han registrado varios ataques de las Farc.


"Hoy estamos formalizando el lanzamiento de una Red de Alcaldes y Gobernadores por la Paz y nos parecía muy importante hacerlo en el departamento del Cauca que ha padecido y sufrido tanto el conflicto interno", aseguró Jaramillo.