Columnistas

El Parque del Río Medellín (2)
Autor: José Hilario López A.
2 de Abril de 2014


Ahora nos ocuparemos de evaluar los beneficios ambientales del Proyecto Parque Lineal del Río Medellín que ha puesto en marcha La Empresa de Desarrollo Urbano-EDU del Municipio de Medellín.

Ahora nos ocuparemos de evaluar los beneficios ambientales del Proyecto Parque Lineal del Río Medellín que ha puesto en marcha La Empresa de Desarrollo Urbano-EDU del Municipio de Medellín. 


Un estudio reciente del Ministerio de Ambiente reveló que el centro de Medellín y la zona de Guayabal ocupan el segundo lugar con peor calidad del aire en Colombia, y concluyó que el país, por esta causa,  pierde 1,5 billones de pesos al año por cuenta de los gastos hospitalarios y ausencias laborales, asociadas a enfermedades respiratorias agudas.  Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación atmosférica en las ciudades de países con ingresos medios y bajos es el principal riesgo medio ambiental para la salud y causa de cerca 3,3 millones de muertes anuales.


La contaminación atmosférica del Valle de Aburrá se  genera en gran parte por las emisiones de anhídrido carbónico (CO2) y material partículado (MP), emitidos principalmente por  los vehículos automotores. Tal como lo muestran recientes estudios de la Universidad Nacional-Sede Medellín, las zonas más contaminadas por CO2 y MP en el Valle de Aburrá se encuentran en el centro y sur  de la ciudad de Medellín  y en el municipio de Itagüí (Revista Gestión y Ambiente, Vol. 11-No 1, 2008).


Un fenómeno atmosférico conocido como “inversión térmica” juega en contra de los habitantes del Valle de Aburrá. Las características geomorfológicas de la región hacen que la contaminación se encajone y concentre cerca del suelo, sin que tenga como salir. En condiciones normales, la temperatura de la atmósfera disminuye con la altura, por esa razón hace más frío en las montañas que en las tierras bajas, lo que facilita el ascenso del aire caliente contaminado y consecuente limpieza del aire respirable. 


El problema surge cuando se tiene un área metropolitana como la de Medellín y municipios vecinos, ubicada dentro de un valle profundo y estrecho. Esto hace que se genere el fenómeno conocido como inversión térmica: más frío abajo y más calor arriba, lo que  dificulte la circulación del aire. Es como si el Valle de Aburrá tuviera un tapón que no lo dejara respirar, ya que el aire contaminado queda atrapado, por más tiempo de lo normal, cerca de la superficie donde todos  mal vivimos.


Ninguna ciudad ni mucho menos Medellín con su inversión térmica puede seguir construyendo más vías, así sean elevadas, para satisfacer las demandas del creciente  transporte privado.  Los menores precios de los carros y motocicletas sumados a los mayores ingresos de la población, harán que el parque automotor cope rápidamente las nuevas vías y las ampliaciones de las ya existentes. Una competencia perdida!


En todo el mundo se acepta hoy que es necesario desestimular el uso del vehículo privado en las ciudades y promover el transporte público para todos los estratos sociales. En Medellín, hay que rescatar espacios abiertos para uso de los peatones y las bicicletas, tal como se lo propone el Parque Lineal del Río. Las vías enterradas sustitutivas de los corredores viales existentes por ambas márgenes del río, deberán ser exclusivas para usuarios que estén dispuestos a pagar un peaje, con una tarifa que podría ser reducida en determinados horarios de bajo tráfico.


Las nuevas zonas verdes, en especial las especies arbóreas que florecerán en el Parque Lineal del Río contribuirán a la captura del CO2 emitido por los automotores y por la industria. Por otro aspecto, las emisiones producidas por el flujo vehicular en las vías soterradas, mediante extractores se podrán concentrar y purificar con sistemas de filtros, por lo menos en lo relativo al MP.


Dejemos para próximas columnas aspectos relativos a la rentabilidad capitalista del Proyecto, que también la tiene y que será bien atractiva no sólo para los privados sino, y lo más importante, para las finanzas del Municipio de Medellín.  Así mismo aplazaremos las prometidas explicaciones y respuestas a los detractores del Proyecto.


Nota: Felicitaciones a Medellín, sede del Séptimo Foro Urbano Mundial ONU-Habitat. Cordial bienvenida a los asistentes, y muchos éxitos en sus deliberaciones.