Columnistas

Del dicho al hecho…
Autor: Tomás Castrillón Oberndorfer
2 de Abril de 2014


Hay buen trecho, según afirma el refrán. Desgraciadamente no siempre se cumple, porque muchas veces, pese a las promesas e intenciones dichas, no se logran culminar en hechos o realidades.

Hay buen trecho, según afirma el refrán. Desgraciadamente no siempre se cumple, porque muchas veces, pese a las promesas e intenciones dichas, no se logran culminar en hechos o realidades. Es lo que sucede muchas veces con las promesas de gobernantes y políticos. Cabe entonces el lema de esta columna: “Hechos no palabras”.


Sin embargo es importante revisar las expresiones de algunos personajes que ejercen algún grado de autoridad y de mando. 


Para empezar vale la pena analizar algunas de las afirmaciones del primer mandatario. Por ejemplo; Para justificar el retiro del General Barrero dijo: “El comandante de las Fuerzas Militares sale por una expresión irrespetuosa...”. Olvidó el señor Presidente las características del lenguaje militar, y también que, con relación  al respeto, vale la pena recordar que no solo se tiene por la investidura de algunos togados, sino que también hay que merecerlo con su comportamiento. “Hay que ser y  parecer”.


También afirmó el Primer Mandatario, respecto a su relación con el venezolano Maduro, que: “En la diplomacia muchas veces uno tiene que combinar principios e intereses...”, y habría que establecer si este manejo no se extiende a otras áreas de la administración, y si no se trata de intereses personales y no nacionales, en una época en donde evidentemente hay un crisis en los principios fundamentales, vgr. Diálogos de la Habana buscando la Paz a la manera “castrochavista” de la Farc.


Finalmente para pasar a otros temas hay que recordar que el señor Presidente manifestó recientemente que: “La famosa mermelada no es nada diferente a las inversiones que hace un gobierno en sus regiones”. Aquí “la sacó del estadio”. Resulta entonces que la compra de votos y el aseguramiento de apoyo de áulicos y corifeos son inversiones en las regiones. ¡Qué belleza de hermosura!


Pasando al plano local, es preciso considerar casos relacionados con la construcción. 


Debido al colapso de una torre en una unidad residencial situada en el barrio El Poblado, se han elaborado estudios diversos, y se está esperando los resultados de las investigaciones de la Universidad de los Andes. Sin embargo, ha trascendido que aparentemente no hubo un diseño  cumpliendo estrictamente las disposiciones Sismo Resistentes. Al respecto el gerente de Camacol seccional afirmó: “Esto ha sido un campanazo enorme para el sector y de esta situación se tiene que salir fortalecido porque tiene que generar aprendizajes”. Lo grave es que supuestamente se tenía el “aprendizaje” (el “know how” de los gringos), debido a las numerosas escuelas técnicas locales, y no se aplicó. Volviendo al dicho  parece que en el “trecho” se abandonaron los procesos prescritos o mejor “dichos” con anterioridad. Siempre se tenían dudas de la construcción en sectores de estratos bajos, pero ahora resulta que lo mismo ocurre en los estratos altos.


Por razones de espacio, no se evalúa la problemática del Río Medellín, que ha causado la suspensión del Metro dos veces. Pero respecto a la inspección y mantenimiento de la arteria fluvial parece que se cumple también que “Del dicho al hecho hay un GRAN trecho”.