Mundo deportivo

With the head held high
Con la frente en alto
Autor: Jonny Andrés Sampedro
30 de Marzo de 2014


Los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah terminaron como subcampeones en la modalidad de dobles, del Masters 1.000 de Miami, el certamen catalogado como el quinto Grand Slam por su trascendencia.


Foto: EFE 

Juan Sebastián Cabal intenta golpear la pelota, mientras que Robert Farah analiza los movimientos y posibles golpes de sus rivales.

En Twitter: @JonnySampedro


Hubo ilusión. Mucha ilusión por verlos campeonar en la Crandon Park de Cayo Vizcaíno (Miami) y derrotar a la llamada, temible y casi imbatible pareja del momento en dobles, los hermanos estadounidenses, Bob y Mike Brian.


Así sucedió al verlos derrotar a los doblistas españoles Marc López y Marcel Granollers y a la quinta pareja del mundo en la actualidad, la conformada por el austriaco Alexander Peya y el brasileño Bruno Soares.


El sueño, que parecía terminar con final feliz por todo lo que se había presentado, pues vivían algo similar a la cenicienta al iniciar este torneo sin este tipo de expectativas, fue creciendo como bola de nieve en bajada durante toda la semana, pero ayer este no pudo cumplirse, pese a que estuvo cerca.


El primer set fue una lucha de poder a poder, en la que cada dupla ganaba un punto y la otra respondía al instante, en la que ninguno daba el brazo a torcer y solo la calidad y experiencia de los estadounidenses permitió que este finalizara 7-6 (10-8), ante un dúo cafetero que jugó de igual a igual, sin complejos, sin temores y con mucha personalidad ante los mejores del mundo, ¡como debe de ser siempre!


En el segundo set las cargas también estuvieron parejas, pero se fueron desequilibrando tras el cuarto game para los norteamericanos, quienes debieron hacer su mejor esfuerzo para ganarle por 6-4, a un par de colombianos que viene en ascenso y que seguramente se encontrarán más adelante en instancias y certámenes parecidos, pues está claro que Juan Sebastián Cabal y Robert Farah le darán un buen triunfo al país a mediano plazo.


“Pese a la derrota la sensación es muy agradable, más cuando se enfrentaron a una pareja muy ganadora en dobles en los Grand Slam, a la mejor desde hace mucho tiempo atrás y sé que de ellos podemos esperar grandes cosas, pues esto es un campanazo de alerta y no es fácil llegar a una final de un torneo de estos”, dijo Ignacio Arroyave, entrenador de la Liga Antioqueña de Tenis de Campo.


Por su parte, Juan Alberto Buitrago, coordinador de la escuela de tenis del Club El Bosque, acotó: “Me llama la atención que hayan llegado a esta final, pero no es algo sorpresivo, ellos son muy buenos doblistas, se dedicaron a esto hace tiempo y yo los recuerdo en su época de juveniles, cuando jugaban frente a nuestros deportistas, como dos tenistas muy dedicados y juiciosos, por eso les va tan bien”.



Final masculina

EFE. Rafael Nadal y Novak Djokovic inician hoy su particular temporada de duelos épicos por el reinado en la ATP en la final del Masters 1.000 de Miami (12:30 p.m.), que vivió el viernes la histórica retirada de dos de sus semifinalistas.


Los Nadal-Djokovic se han convertido en los últimos años en uno de esos enfrentamientos que marcan época como los que disputaron Pete Sampras contra Andre Agassi o John McEnroe contra Jimmy Connors, y el partido será un nuevo capítulo en esta particular guerra entre los dos mejores jugadores de la ATP.


El español busca ganar por primera vez el torneo de Miami, tras haber llegado en tres ocasiones a la final, en 2005, 2008 y 2011, precisamente ante Djokovic, que ha levantado en otras dos ocasiones el trofeo, en 2007 y 2012.


El objetivo de Djokovic es lograr ganar nuevamente en Indian Wells y Miami de manera consecutiva. Apenas seis jugadores más lo han logrado hasta la fecha y solo el suizo Roger Federer lo ha hecho en dos ocasiones.