Columnistas

MIRANDO A TRAVeS
Solo con la experiencia aprendo
Autor: Mariluz Uribe
24 de Marzo de 2014


Me atrevo a hacer un resumen de lo que me ha enseñado mi paseo por la vida, incluyendo la casa, la familia, los estudios, los viajes, las amistades, las lecturas, los trabajos en colegios y consultorios, y etc.

do  mi paseo por la vida, incluyendo la casa, la familia, los estudios, los viajes, las amistades, las lecturas, los trabajos en colegios y consultorios, y etc.


En vez de hablar, escuchar. En vez de criticar, dejar pasar... En vez de apurarse, prever. En lugar de complacer, vivir lo que se siente. Reír cada vez que se pueda, esto realimenta la felicidad.


Expresar lo que se siente. Reprimir las emociones enferma, causa “stress”. 


No contestar ciertas cosas, para cortar la iniciación de ciertos “juegos” psicológicos. Cfr. “Juegos en que participamos”, Eric Berne. 


Poner  las citas claras, hora, lugar y día. Ej.:  Vier. 22 mzo. 2014, 8 pm. Cra. 8a, 73-00, Bogotá.


No usar lo que no se necesita. Al pasar por el espejo decirse: “¿Qué me quito?” Dejar de comprar lo que estorba, sobra,  y hace olvidar el limpio estilo japonés del Feng Shui.


Esquivar las polémicas triangulares. ¿Para qué meterse donde no lo llaman? 


Recordar que uno no es  un ser “adaptado” a cualquier circunstancia, sino un “niño libre” que hace lo suyo. Cfr. “Análisis Transaccional” Eric Berne. Psicólogo canadiense creador de esta escuela.


No intentar  hacer lo que siempre se ha hecho. Cambiar. Sorprender. Hacer lo que nunca se ha hecho. Para no arrepentirse después. 


Si se quiere llamar la atención vestirse con algo rojo. ¡Sobre todo para que lo vean en los aeropuertos! ¡Para pasar desapercibido, vestir de gris!


Hablar siempre mirando a los ojos y sin irse por las ramas. Que tus interlocutores te miren a los ojos, si no lo hacen seguro están mintiendo. 


Lograr que los demás se respondan ellos mismos  lo que me preguntan a mi: Contestar con preguntas. ¡Como Sócrates, el primer maestro!


Pero  lograr que los demás respondan lo que pregunto, aunque no sea lo que espero, formulando la pregunta como quien pide una opinión...


¿Proteger? No sé, parece ser una obra de misericordia, pero a la gente en el fondo no le gusta que la protejan, se siente humillada. Así lo dice el sabio Nietzsche en  un capítulo sobre el amor en  “La gaya ciencia”,  lectura obligatoria.


Hablar primero, sonreír después. Sonreír es el arma mas grande. Sonrisa bonita la del actor Rafael Novoa, deberíamos aprenderla, ¿será que da clases? 


Porque en Medellín están dando unas para hombres “Cómo conquistar a las mujeres” con “trabajo de campo”  y todo. Muy bueno porque en la generación nuestra ya nos ha tocado a las mujeres seducir. ¿Y saben cuál es la frase que no falla? “Y tú tan interesante, ¿quién eres?”


No olvidemos que más sabe el diablo por viejo. Y seguramente habrán oído el cuento de los jóvenes que van al Tíbet en busca de una respuesta a sus preguntas: Cuando al fin sale el anciano monje de su cueva, en una túnica color mugre, con pelo y barba gris, le contesta al joven: “¿Para qué vienes a buscar mi respuesta a tu pregunta si tú ya la sabes?”


Y no dar información irrelevante. ¿A quién le importan las cosas ajenas? Dejar de “dar boleta” por Internet. ¿Han visto los suicidios cometidos por culpa de ciertos correos, como los que expusieron con imágenes grabadas, las tendencias de un niño homosexual y éste se suicidó? Una dama muy conocida de Medellín, seria secretaria de un lugar cultural, había hecho amigos por Internet, estos fueron a visitarla, la robaron, para terminar la mataron, y salieron orondos por la portería. Y ¿qué tal la exposición de la vida privada al publico gorjeando y poniendo el pecho para que lo picoteen?


* Psicóloga PUJ y Filóloga U de A.