Economía

Government returned to dialogue with peasants
Gobierno volvió al diálogo con los campesinos
Autor: Duván Vásquez
23 de Marzo de 2014


Algunos sectores productores tienen programado un nuevo paro nacional agropecuario el próximo 28 de abril, a raíz de unos presuntos incumplimientos de los compromisos adquiridos por el Ejecutivo.


Foto: Cortesía 

El presidente Juan Manuel Santos, junto a parte de su Gabinete, sostuvo reuniones segmentadas con representantes de los movimientos campesinos que convocaron el paro nacional.

En Twitter: @duvanandvasquez


El Gobierno Nacional y los campesinos retomaron las mesas de diálogo para buscar soluciones que permitan cumplir a cabalidad los compromisos suscritos que dieron fin al paro nacional agropecuario del pasado mes de agosto.


Las reuniones se hicieron por sectores, en el que paperos y cafeteros tuvieron horas distintas para encontrarse con un grupo del Ejecutivo conformado por el presidente Juan Manuel Santos; el vicepresidente Angelino Garzón; el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría; el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde; el ministro de Interior, Aurelio Iragorri; y asesores técnicos del Gobierno. Además, participaron los gobernadores de Nariño, Cundinamarca y Boyacá, quienes fueron los garantes del proceso.


En ese sentido, el jefe de Estado dijo que “más de 70 puntos de los 183 acuerdos con los campesinos se han cumplido en su totalidad” y que estaba pendiente de encontrar los mecanismos para ir logrando los otros.


Por otro lado, de acuerdo con César Pachón, representante de algunos productores de papa del centro del país, esta reunión permitió tener unos acercamientos nuevamente entre el Gobierno y los campesinos, ya que desde los paros se había perdido la continuidad de los diálogos. Sin embargo, aseguró que no hay avances en los puntos fundamentales de los compromisos suscritos.


“Les dijimos que la situación en el campo sigue igual, no ha habido ningún cambio después de un paro agrario en lo que es el aspecto económico, precios de venta o costo de los insumos”, dijo Pachón.


En ese encuentro se dejó claro por parte de los representantes paperos que no había ningún tipo de avance con los cuatro eje fundamentales de los acuerdos: compra de deudas con los recursos del 4X1.000, salvaguardias a las altas  importaciones de alimentos, consultas en el licenciamiento de la explotación minera en áreas campesinas y de páramos; y el control a los agroinsumos.


Por otro lado, los cafeteros también tuvieron los encuentros en los que quedaron unos planes de cumplimiento más definidos.


Al respecto, Guillermo Gaviria Osorno, vocero de Dignidad Cafetera en Antioquia, afirmó que en la reunión “se trataron los puntos de los temas incumplidos y el Gobierno se comprometió a darles solución”.


Según el líder cafetero, el Ejecutivo suscribió con ellos cuatro compromisos fundamentales y de ellos solo el pago de la Protección al Ingreso Cafetero (PIC) se ha cumplido a “medias”, porque hay facturas del 2013 que todavía no las han pagado. Pero estas se cancelarían muy pronto, porque son cerca de $100.000 millones que están pendientes en todo el país.


Además, ya hay avance en la expedición de un decreto que autoriza a la Nación para comprar las carteras vencidas de los cafeteros que tienen deudas inferiores a $20 millones. El Gobierno se comprometió que en menos de quince días sacaría la reglamentación para que por medio del Fondo de Solidaridad Agropecuario (Fonsa) se hagan los respectivos pagos para que los créditos de los productores queden saldados.


Por esta razón, Gaviria Osorno aseguró que “lo más importante es que se comprometieron a cumplir todos los puntos en los que no se han trabajado y que se restablecieron las mesas de trabajo”.


Los representantes campesinos y los asesores del Ejecutivo sostendrán nuevas reuniones la próxima semana para presentar los resultados concretos de algunos de los compromisos suscritos.



Prolongar recursos

La Unidad Nacional Agropecuaria pidió al Gobierno Nacional la prolongación por quince años más de los beneficios del 4X1.000 para el sector agropecuario del país.


Por otro lado, el vocero de Dignidad Agropecuaria, Víctor Correa Vélez, manifestó que se tiene muy claro que es muy importante y necesario insertarle recursos al sector. “Pero fuera del discurso, el 4X1.000 no es la fuente más apta porque este impuesto lo termina pagando el colombiano de clase media”.


En ese sentido, el líder campesino indicó que se debe hacer una política más redistributiva de los recursos. Así coincide César Pachón, líder papero, quien agregó que el Gobierno debe tener mejores métodos para la ejecución del presupuesto, porque hoy se tienen los recursos destinados pero no se han tomado decisiones estructurales para el campo colombiano.




Una fórmula para los agroinsumos

La Comisión  Intersectorial de Insumos Agrícolas y Pecuarios comenzó un proceso de reuniones, encabezado por el viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Hernán Miguel Román Calderón, representantes de la industria y líderes de la Unidad Nacional Agropecuaria (UNA), con el fin de estructurar una fórmula que defina un precio máximo de referencia para los fertilizantes más usados en la producción agropecuaria.


Esta reformulación se está buscando porque fue uno de los compromisos adquiridos por el Ejecutivo, debido  a que los productores tienen dificultades de competitividad por el alto precio de los agroinsumos, necesarios para los procesos productivos del sector agropecuario.


Por esa razón, estuvieron presentes los representantes de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), Asociación de Industrias Farmacéuticas Colombianas (Asinfar), Vecol S.A., la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) y la Cámara de Procultivos de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi).