Nacional

Pardo’s assignment could last two months
Encargo de Pardo podría durar dos meses
21 de Marzo de 2014


Las Farc calificaron la decisión del presidente Juan Manuel Santos de hacer efectiva la destitución de Gustavo Petro como un “golpe de mano” que podría afectar los diálogos de paz.


Foto: EFE 

 Los seguidores de Gustavo Petro rechazaron ayer la posesión del alcalde (e) Rafael Pardo.

EFE-Redacción EL MUNDO


Si el movimiento Progresistas insiste en no presentar una terna para elegir alcalde encargado hasta que se realicen las nuevas elecciones para terminar el periodo que le correspondería a Gustavo Petro, el presidente Juan Manuel Santos estaría dispuesto a dejar dos meses en calidad de encargado al ministro de Trabajo, Rafael Pardo.


La advertencia la hizo el ministro del Interior, Aurelio Iragorri, quien explicó que el cargo no se puede quedar vacante y si dejan pasar los diez días que contempla la ley para presentar la terna podría quedar en calidad de encargado hasta la segunda semana de junio que sería la fecha tentativa para las nuevas elecciones.


Pardo se posesionó ayer ante el juez primero civil municipal de Bogotá, Esteban Vargas, y luego se dirigió al Palacio Liévano, sede de la Alcaldía. “Quiero aclarar que un alcalde encargado no llega con un programa nuevo de gobierno, llega como lo dice la ley a concluir el que está actualmente”, agregó.


Entre sus prioridades están mejorar la movilidad de la ciudad, ahogada por un tráfico caótico, y la seguridad ciudadana, que son las principales demandas de los ciudadanos. “Ya tengo previsto ir a la Policía de Bogotá, un consejo de gobierno con los secretarios y después un consejo ampliado”.


Por su parte, la canciller María Ángela Holguín insistió ayer en que la decisión del Gobierno Nacional de no acoger las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) a favor de Petro, no afectarán la situación del país frente a ese organismo.


Insistió en que las medidas cautelares no hacen parte del Pacto de San José, que rige el Sistema Interamericano de Justicia, y obedecen al reglamento interno de la Comisión.


La canciller dijo además, que es la primera vez que la Cidh pide al país medidas cautelares en un caso de derechos políticos y aseguró “que la justicia del Estado colombiano ha dado respuesta” a todas las solicitudes con las que Petro intentó evitar que se hiciera efectiva la destitución ordenada por la Procuraduría.


Rechazo


Un día después de su destitución, Petro aseguró a través de su cuenta de Twitter que “El presidente Juan Manuel Santos ha violado directamente mis derechos humanos fundamentales, los de mi familia y los de 732.000 bogotanos”.


El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, aseguró en Bogotá que las medidas cautelares de la Comisión también cubren derechos políticos, como los invocados por Petro.


“Quien interpreta la Convención Americana y las medidas cautelares de la Comisión no es la canciller de Colombia, ni el canciller de Venezuela o de Ecuador, es la Comisión Interamericana la que interpreta por qué está otorgando estas medidas y en qué circunstancias proceden”.


Por su parte, el vocero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, alias Iván Márquez, aseguró que el presidente Juan Manuel Santos dio un “golpe de mano” con su decisión de destituir a Petro y advirtieron de que esa decisión impacta negativamente en la mesa de conversaciones de paz de La Habana.


Esta destitución, según la guerrilla, “afecta de manera grave la confianza y la certeza en torno a lo que se está aprobando. (…)Nos plantea muchas dudas e interrogantes en torno a la eficacia de lo acordado parcialmente en torno al tema de participación política”, afirmó Márquez al iniciar un nuevo ciclo de los diálogos.



Renunció el Gabinete

Los trece secretarios del destituido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, presentaron su renuncia y rechazaron la decisión del presidente Juan Manuel Santos de no acatar las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con el que se buscaba garantizar la permanencia del mandatario en su cargo.


La renuncia se hará efectiva a partir del próximo 1 de abril.