Economía

Funeral homes, an expanding business
Funerarias, un negocio en expansión
17 de Marzo de 2014


Las empresas funerarias en Colombia están buscando abrir mercados en otros países, aprovechando la entrada a los mismos por medio de los diferentes acuerdos comerciales que tiene el país.


Foto: Archivo El Mundo 

La palabra funeral viene del latín “funus” que significa antorcha. En la antigua Roma cuando una persona moría se creía que su espíritu se quedaba entre los vivos y esto los aterraba; de ahí que, después de velarlos toda la noche para asegurarse de que no estaban vivos, los enterraban en panteones que por motivos higiénicos estaban a las afueras de la ciudad.

César Augusto Betancourt Restrepo


El negocio de las funerarias, lejos de ser lúgubre, mueve cerca de 490.000 millones de pesos al año en el país. Además, Colombia es líder en el mercado en América Latina, especialmente en técnica de preservación de cuerpos, arreglo de personas fallecidas y cuidado del medio ambiente.


El sector además ha crecido por la previsión de los usuarios de dejar el pago de su funeral listo, tanto así que la cifra de personas que tienen un seguro exequial en el país puede llegar al 66 %, dato que parece alto, pero hay que tener en cuenta que este seguro se compone de un titular que puede afiliar a su familia por precios mensuales de entre 3.000 y 8.000 pesos, y aún así el negocio tiene margen de crecimiento si se compara con Estados Unidos o España, en los que la cobertura supera el 80 %.


Teniendo en cuenta este panorama, empresas del sector han decidido ampliar sus negocios. Tal es el caso de la Funeraria Los Olivos, que intenta vender franquicias en el exterior o de la nueva Prever, que une a cuatro empresas diferentes bajo el esquema de asociatividad.


José Sixto Tapia, vocero oficial de Prever, explicó que la unión se da con cuatro empresas “totalmente diferentes y en la que se tomó la decisión de conformar un holding empresarial”, que ahora cuenta con Siempre, su propia red prestadora de servicios exequiales que ofrece los servicios funerarios, de velación y destino final.


Un negocio en expansión


Ahora Prever plantea un proceso de expansión hacia otros países como Ecuador o Perú, en donde los indicadores económicos son favorables para la penetración en esos mercados.


“Tenemos mucho interés de ampliar nuestras fronteras, dados los convenios y todos los tratados que tiene el país y que están abriendo las fronteras y estamos haciendo un estudio para ver en cuáles países podríamos entrar, con el liderazgo que tiene el sector ya que Colombia tiene marcado este en Latinoamérica”, recalcó Tapia.


Tapia señaló que parte vital del negocio es la constante innovación, y ejemplificó con Bosques de Vida, la cual consiste en una medida ecológica de Prever, para ahorrar espacio, con urnas hechas con fécula de maíz para que sea biodegradable y que así las cenizas se integren directamente con la tierra sin contaminarla.



En cifras

Según cifras de Fenalco, en 2012 en Colombia fallecieron 198.575 personas, el 56 % de ellos hombres y el 43.96 % mujeres; un 2,85 % más con respecto a 2011. De los 10.578.000 hogares en Colombia afiliados al sector funerario, el 32 % de los fallecidos ya contaba con un plan de previsión exequial.


En Medellín, esta industria genera 1.500 empleos directos y 3.000 indirectos y tiene una cobertura de previsión exequial del 60 %. Los estudios indican que el 65 % de los antioqueños prefiere la cremación y el 35 % la inhumación. El 82 % de los colombianos acepta la inhumación y el 18 % la cremación.


En Colombia, si no se cuenta con un plan de previsión exequial, la muerte de una persona puede costar en promedio entre 700.000 y 900.000 pesos para estrato socioeconómico bajo; entre dos y cinco millones de pesos para estratos medios y entre 7 y 10 millones de pesos para estratos altos.