Mundo deportivo

¿Acabará la hegemonía de Vettel y Red Bull?
15 de Marzo de 2014


El piloto brasileño Felipe Massa (Willams) llevará en su casco durante el Gran Premio de Australia (1:00 a.m. de mañana domingo) las iniciales del expiloto alemán y heptacampeón mundial Michael Schumacher, hospitalizado en Francia desde el pasado 29 de diciembre tras un accidente de esquí.


Foto: EFE 

Sebastian Vettel

EFE


El español Fernando Alonso (Ferrari) se encuentra entre los principales aspirantes a acabar con la dictadura deportiva del alemán Sebastian Vettel y su escudería, la austriaca Red Bull, en el Mundial de Fórmula 1, que arrancará en la madrugada de este domingo en Australia con importantes cambios en el reglamento.


Vettel llega de firmar cuatro ‘dobletes’ consecutivos -Mundial de pilotos y constructores-, el último de ellos batiendo casi todos los récords a sus 26 años, al sumar un total de 397 puntos, aumentar a 39 sus victorias y a 45 sus ‘poles’.


El piloto alemán tendrá este año como compañero a Daniel Ricciardo, procedente de la filial, Toro Rosso, pues su anterior compañero, el australiano Mark Webber, abandonó la F1.


“Sabemos que, obviamente, no estamos en la mejor forma aún. Hay una gran cantidad de cosas que tenemos que solucionar.


Desgraciadamente, no puedes arreglarlas todas en una noche. Nos gustaría, pero no podemos. De manera que hay que ir paso a paso”, dijo Vettel para explicar los problemas que tuvo Red Bull durante la etapa de ensayos en la pretemporada.


Por eso, “es justo decir que no somos los favoritos para ganar y tenemos que alcanzar al resto que ha completado más kilómetros”, apuntó el piloto alemán.


Alonso, de 32 años, doble campeón mundial, en 2005 y 2006 (Renault), afrontará, con 32 victorias y 22 ‘poles’, su quinta temporada en Ferrari, la escudería más laureada de la categoría reina, en la que tendrá un nuevo compañero: Kimi Raikkonen.


El finlandés, de 34 (con 20 triunfos y 16 ‘poles’), precisamente el último campeón mundial de la ‘Scuderia’ (2007), regresó al equipo de Maranello, en el que sustituyó al brasileño Felipe Massa, quien tras ocho años con el ‘cavallino’ correrá para Williams.


“Lo que sabemos es que con monoplazas tan complejos, hay muchos elementos relativos a la estrategia que hay que poner a punto. Si conseguimos hacerlo de la mejor forma posible, creo que llegará, casi como una consecuencia, un buen resultado, consiguiendo puntuar o incluso un podio”, consideró Alonso.


Cambio radical


Y es que este año la Fórmula 1 estrena un nuevo reglamento, con el que se inicia una nueva era en el certamen más importante del automovilismo deportivo.


Esta temporada los coches del campeonato vivirán un cambio radical en cuanto a los motores, y asimismo habrá novedades importantes en cuando a la limitación del combustible, la aerodinámica y el sistema de recuperación de energía.


En cuanto a los motores, los atmosféricos de 2.4 litros y configuración de ocho cilindros en V (V8) se despiden del certamen y son reemplazados en la temporada número 65 del Mundial de Fórmula Uno por los V6 turbo de 1.600 centímetros cúbicos.  La potencia y el atractivo ruido que emiten los coches de la máxima expresión del automovilismo se verán reducidos de manera drástica.


Otro factor que marcará claramente diferencias será el combustible, que pasará de ser ilimitado a restringirse a 100 kilos por carrera. Los ingenieros deberán devanarse los sesos para reducir el consumo y evitar que los coches se queden secos antes del final de la carrera o que los pilotos se vean obligados a reducir el ritmo para tratar de alcanzar la meta.


Otra novedad significativa para 2014 afectará a la última carrera del Mundial, el Gran Premio de Abu Dabi, en la que se repartirá el doble de puntos para alargar hasta el final la pugna por los títulos.