Columnistas

Cinturón verde metropolitano II Jardín circunvalar
Autor: José Maria Bravo
14 de Marzo de 2014


El proceso acelerado de urbanización que a nivel mundial buscó la óptima utilización de la tierra, se salió de las manos de la planeación urbana, que busca con políticas modernas de urbanismo, frenar la expansión horizontal urbana.

El proceso acelerado de urbanización que a nivel mundial buscó la óptima utilización de la tierra, se salió de las manos de la planeación urbana, que busca con políticas modernas de urbanismo, frenar la expansión horizontal urbana, que conlleva grandes costos para la prestación de los servicios públicos, mediante cinturones verdes. 


La administración del alcalde Aníbal Gaviria Correa, inició el proyecto de cerramiento del área urbana, con un jardín circunvalar para la recuperación ambiental, protección y desarrollo sostenible de las laderas. 


De los principios orientadores del plan de gobierno del alcalde: Vida, Equidad, Desarrollo, Sostenibilidad, Institucionalidad, se desprenden las cinco líneas estratégicas del Plan de Desarrollo “Medellín un hogar para la Vida”:


Ciudad que respeta, valora y protege la vida.


Equidad, prioridad de la sociedad y del gobierno.


Competitividad para el desarrollo económico con equidad.


Territorio sostenible: ordenado, equitativo e incluyente.


Legalidad, legitimidad e institucionalidad para la vida y la equidad.


El Cinturón Verde Metropolitano, tiene programas y proyectos en cada una de las cinco líneas estratégicas.


En Medellín, debido a sus problemas de expansión urbana en las laderas, se emprende como primera acción el Jardín Circunvalar, que se realiza a partir de:


Controlar la expansión con una visión integral del desarrollo;


Vivienda digna, segura, sostenible y accesible, en terrenos sin riesgos;


Espacio público incluyente y estructurador de relaciones para el disfrute de sus habitantes y de la ciudad en general;


Sostenibilidad integral del territorio, en lo ambiental, la mitigación del riesgo, la conservación de los hallazgos arqueológicos.


En el Jardín Circunvalar de Medellín, se viene trabajando entre el Departamento Administrativo de Planeación y la Empresa de Desarrollo Urbano como gerencia del proyecto, para que los lineamientos queden incorporados dentro de la actualización del Plan de Ordenamiento Territorial, que tendrá vigencia los próximos 12 años.


Se adelanta la construcción en el barrio 13 de noviembre de la comuna 8 de Medellín, nombre que tomó cuando se legalizó el asentamiento mediante la resolución del Departamento Administrativo de Planeación, expedida el 13 de Noviembre de 1980.


Para conectar el territorio con calidad, se proyectaron tres ejes de movilidad: 


El Camino de la Vida en la parte alta de la ladera que incorpora estancias, miradores y plazoletas para uso recreativo, deportivo y de esparcimiento. Será un simbolismo que represente el límite para el crecimiento urbano, una línea amarilla que no deberá ser sobrepasada, para garantizar la sostenibilidad de la ciudad.


La Ruta de Campeones, vía exclusiva para bicicletas y personas con movilidad reducida, la recreación y el deporte; 


El Eje de Movilidad Limpia, sistema de trasporte masivo de mediana capacidad, amigable con el ambiente, que permitirá el acceso directo al sistema de trasporte masivo operado por el METRO.


Actualmente están vinculadas 217 personas de los barrios periféricos de la comuna 8, a través de la Fundación Barrios de Jesús, de los cuales 61 son mujeres y 156 hombres, que han tenido formación del Sena en construcción básica.


El Cinturón Verde Metropolitano, proyecto a largo plazo, requiere de las voluntades de los 10 alcaldes de los municipios del Área Metropolitana del valle de Aburrá. El Área Metropolitana, viene realizando las gestiones para que el modelo de planificación propuesto por el CVM, quede en los Planes de Ordenamiento Territorial de cada municipio. 


El pasado nos interroga sobre la necesidad de que los futuros gobernantes, tomen conciencia sobre la trascendencia de los cinturones verdes urbanos.