Política

Tranquility reigned in elections in Medellín
La tranquilidad reinó en elecciones en Medellín
Autor: Wendy Margarita Restrepo Guzmán
10 de Marzo de 2014


En Medellín los ciudadanos se desplazaron a los puestos de votación desde muy temprano. La jornada se vivió en su mayoría con normalidad y muy tranquila.


Foto: Angela Patricia Zapata 

Los adultos mayores y las personas en situación de discapacidad se movilizaron hasta las urnas para ejercer su derecho al voto.

Una jornada muy tranquila con una afluencia de votantes no muy masiva se logró observar en el recorrido que EL MUNDO realizó por varios puntos de la ciudad. 


Poco a poco y desde muy temprano fueron llegando los sufragantes a las urnas; sin embargo, muchos esperaron hasta el último momento ir a votar, pues faltando pocos minutos para las 4:00 p.m., aún se veía gente entrando a los lugares de votación, por lo cual, algunos se quedaron sin sufragar. 


A eso de las 10:00 a.m., Liliana María Úsuga, una señora de 40 años, habitante del barrio Santo Domingo, se acercó a la Institución Educativa La Candelaria para depositar su voto. Pero no fue sola, así como su madre le inculcó hacer valer su derecho al voto, Úsuga cumplió la tarea con su hija, por lo cual las tres generaciones estuvieron eligiendo sus representantes al Congreso.


En el Popular 1 hubo personas entregando publicidad en horas de la mañana, una práctica que está prohibida “en algunos puntos habían personas repartiendo propaganda política, por eso se le avisó a las autoridades y ellos les decomisaron y los retiraron del punto”, afirmó Javier Villa, testigo electoral.


Por su parte, Juan Camilo Martínez, jurado de votación, aseguró (entre risas) que en la Institución Educativa La Esperanza, del Popular 1, el día fue “muy sereno, no vino mucha gente y la mayoría de personas son mujeres mayores, los hombres y los jóvenes brillaron por su ausencia”.


Un panorama muy diferente se vivió en el Centro de Convenciones Plaza Mayor, en donde estaban convocadas las mujeres. “La mayoría de personas que recibimos son muy jóvenes, aunque también han venido mujeres de la tercera edad”, comentó Clara Patricia Aguirre, jurado de votación. 


A su vez, Erika Galeano, otro jurado de votación, aseguró 40 minutos de acabarse la votación que “reinó la abstención. Cada mesa tiene 800 personas asignada en Plaza Mayor y un promedio por mesa es de 100 votantes”. 


Los jurados coincidieron en que vieron a las personas “enredadas” a la hora de votar, algunos “porque los tarjetones están muy grandes” y otros “porque esperaban ver la cara del candidato para poder votar”.


No faltaron en la jornada las personas desorientadas,  como Luz Helena Orozco, de 71 años, quien se confundió y fue a votar en el  lugar equivocado. “No puedo votar porque ya le dio por decir que a mí no me toca acá, uno queriendo aportar y no lo dejan”. 



Identificación biométrica

“Se está utilizando por primera vez la identificación biométrica que es el dispositivo que le asegura a las elecciones total transparencia porque permitirá a futuro, cuando se establezca en todo el país, acabar con el tráfico de cédulas o la utilización de cédulas de personas fallecidas para votar”, aseguró a los medios de comunicación, el delegado del Gobierno Nacional para Antioquia, ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría.


Aunque para algunos tuvo complicaciones, este dispositivo pareció gustarle a los ciudadanos bellanitas, “no tuve problemas, con la huella es muy fácil votar, a mí me gustó ese nuevo modelo; ojalá se siga implementando”, dijo Luis Fernando Osorio.


“Me tomaron la huella para poder votar y fue muy bueno, eso me gustó porque es sencillo, ahora se va a animar uno mucho más porque sabe que la cosa es más legal”, aseguró María Dolores Fernández.


Caso diferente al de una ciudadana que padece dermatitis, por lo cual no tiene huellas en ninguno de sus dedos y no pudo ejercer su derecho al voto con el novedoso sistema.