Columnistas

縉o olvidemos re韗!
Autor: Mariluz Uribe
10 de Marzo de 2014


Incre韇le pero cierto. Resulta que mientras m醩 tristes y aburridos estemos, 醩 debemos re韗!

Increíble pero cierto. Resulta que mientras más tristes y aburridos estemos, ¡más debemos reír! Aunque no tengamos ganas conviene hacer el gesto de la sonrisa, no solo para liberar endorfinas que son las hormonas de la felicidad, no solo para que la gente no nos tenga lástima, sino para que no nos salgan esas horribles arrugas de para abajo, las que llaman, “arrugas de la marioneta”, unas líneas despiadadas que salen de los extremos de los labios hacia abajo, en lugar de dirigirse hacia arriba  que son las bienvenidas “líneas de la risa” que nos hacen ver de lo más alegres, mostrando los dientes de arriba, en  lugar de mostrar los dientes de abajo.  Tampoco nos conviene por gracia y por estética, aquel gesto de “no me importa” que hacíamos en el colegio subiendo los hombros hacía arriba y doblando los extremos de la boca hacia abajo. Hay que ensayar en el espejo, por serios y seguros que seamos o nos creamos, para ver lo que los franceses “la pequeña diferencia”, claro refiriéndose a otra cosa.  


Quisiera reencontrar en las librerías la recopilación “Antología del Humor Colombiano” de Agustín Jaramillo y Aquileo Sierra.  Hace  falta recordar que en este país también podemos reír. Muy divertido es igualmente “El Testamento del paisa” donde gozamos con la alegre y sana sabiduría de nuestro pueblo. Estupendas las Obras Completas  de Rafael Arango Villegas. Ya que ahora es moda quejarse de la situación actual, se reirán y descansarán viendo que la situación en 1930 era igual… 


Lean si no las crónicas de Arango Villegas en “Bobadas Mías”:  “La Bendición Papal¨, “Alguien va a intervenir”. Y en  “Pago a Todos”: “Los escándalos del cambio”. “Los fraudes eleccionarios”.  “La tragedia de un agricultor”.  “El investigador especial”.   “El cupo”.   Las he escogido con  mucho cuidado, valen la pena. Siguen siendo de completa actualidad,  porque el mundo siempre ha sido y será el mismo, o sea NOSOTROS no evolucionamos. Pasamos de 4 patas a 2 y eso fue todo y se nos dañó el cerebro diseñado para otra posición.


También he contado con  mi biblioteca de humoristas: Jardiel Poncela: “Para Leer en el Ascensor”. Todo Ciro Mendía. Todo Luis Carlos López. Klim alias Lucas Caballero, mi primo político: “Epistolario de un Joven Pobre”. Gómez de la Serna, “Goyerías” y “Greguerías”. “Don Camilo” de Guareschi. De Conrado Nalé Roxlo: “Antología Apócrifa” y “La Cola de la Sirena”.  “Los Americanos  en su Salsa” de George  Mikes, y también “Los Extranjeros en la isla”.  De André Roussin, su teatro.  De Pierre Daninos: “Sonia”, “Como vivir con (o sin) Sonia”.  De André  Maurois: “Curso de Felicidad Conyugal”.  De Jean Anouihl: “Piezas Rosadas”.  De Jean Effel: “La Creación del Mundo”.  Y “Como escribir sin saber nada” de Allen Smith.


Ah, y no olvidemos “La cura por la risa” de Norman Cousins, donde cuenta que se encerró en un cuarto de hotel únicamente a ver películas cómicas, hasta que se curó.


Les he endilgado estas pequeñas listas, porque el otro día una amiga me decía:  “Quisiera un libro divertido para descansar en las vacaciones, no me gustan las novelas de policía, esas, lo mismo que las películas de terror son para que la gente piense: ‘Eso les está pasando a ELLOS, pero no a mí’. Así se reaseguran. Llego a la librería, me muestran unas cosas rarísimas que dizque históricas, pero que no han pasado sino por la imaginación del autor. Son lo último, pero no me seducen ni me han presentado esos autores”. Le recomendé que no leyera libros de AUTO AYUDA.  ¿Cómo va a ser autoayuda lo que otro escribe para que uno haga? Quién es quién para ayudar a quién si todos somos distintos! Entonces le elaboré esta lista, también con todo cuidado y se fue muy contenta, y no ha vuelto...


* Psicóloga PUJ y Filóloga U. de A.