Mundo deportivo

Colombia, aiming to confirm its evolution
Colombia, a ratificar su evolución
7 de Marzo de 2014


En las nueve ediciones disputadas de los Suramericanos, Argentina ha sido el país más vencedor con siete títulos generales, mientras que Brasil se impuso en la versión de 2002 y Colombia en la de 2010.


Foto: Archivo El Mundo 

Mariana Pajón (adelante) espera seguir volando en el ámbito internacional. En Perú, durante los Juegos Bolivarianos 2013, primer evento del ciclo olímpico, conquistó los dos metales de oro. En Chile la esperanza es que arrase.

Redacción


Retener el título logrado hace cuatro años en Medellín será una misión más que difícil, pero gracias a la evolución y apoyo que ha tenido el deporte colombiano se espera que el país cafetero logre otra grata actuación en los Juegos Suramericanos, que se disputarán en Chile entre hoy y el 18 de marzo próximo.


“Van a hacer una labor maravillosa, porque, como lo han venido haciendo en todos los frentes, van a dejar a Colombia muy en alto”, así sostuvo el presidente Juan Manuel Santos durante la entrega de la Bandera Nacional a parte de los representantes que actuarán en territorio austral, donde tendrán como principales rivales a las selecciones de Brasil, que llega herida tras perder las justas de 2006 y 2010, Venezuela, Argentina y, por supuesto, al combinado anfitrión.


En la edición pasada, Colombia actuó con un total de 644 representantes, con quienes logró el primer lugar producto de 144 medallas de oro. Brasil fue segundo con 129 oros y Venezuela tercero con 89.


Ahora, para Chile, la selección tricolor competirá con 395, 223 varones y 172 damas, quienes competirán en 29 deportes y 37 disciplinas; no obstante, espera dar pelea con deportistas de talla mundial y olímpica, encabezados por la medallista en Londres 2012, la bicicrosista antioqueña Mariana Pajón, abanderada del país.


En Medellín, los locales ratificaron el empuje y progreso de años atrás, ya que en los Suramericanos de Argentina terminaron en el tercer lugar con un total de 97 preseas de oro, una por debajo del segundo puesto, Venezuela, y diez menos que el cuadro gaucho, finalmente campeón. Brasil, por su parte, fue cuarto con 96 preseas doradas. Aquellos fueron considerados los más cerrados de toda la historia, algo que también se espera en el país austral, donde algunos buscarán de nuevo imponer su supremacía y otros intentarán recortarle camino a los demás.


A otro precio


“Brasil es el inmenso favorito. Colombia va por el segundo lugar”, de manera contundente expresó José Luis Echeverry, jefe de misión del equipo colombiano en Chile.


Echeverry indicó que en esta oportunidad las cosas serán a otro precio, puesto que en Medellín los brasileros no contaron con sus máximas figuras y para Chile no solo quieren recuperar su prestigio sino también empezar a ganar terreno de cara a los Juegos Olímpicos de 2016, certamen para el cual serán el país sede.


“Los Juegos Suramericanos se han convertido en uno de los más importantes para nuestros intereses. En tierras australes será muy difícil la tarea de repetir galardón, pero sí es una gran oportunidad para que nuestros atletas se prueben ante los contendientes más fuertes de la región, entre los que se destacan brasileños, argentinos, venezolanos y chilenos, quienes también trabajan dentro de sus procesos para alcanzar la excelencia”, dijo Echeverry.


Factores determinates


“Un primer factor del favoritismo de Brasil es que sus atletas llegarán a los X Juegos con todo el potencial que se prepara frente al compromiso de los Olímpicos, que se celebrarán en su tierra, en Río de Janeiro”, sostuvo Echeverry.


“Un segundo factor que los favorece, lo constituye la experiencia vivida hace cuatro años en Medellín. En ese certamen, Brasil participó con un equipo B, porque sus dirigentes consideraron que aún sin sus máximas estrellas ganarían el certamen. Esta pretenciosa posición les costó el título. Al regreso a Brasil los dirigentes olímpicos fueron fuertemente criticados, lo que los llevó a tomar la decisión de no subestimar a nadie, por muy fuertes que fuesen sus atletas en todos los niveles. Por eso, a Santiago llegará la más poderosa delegación deportiva de Brasil en la historia del certamen, con el fin de reconquistar el galardón perdido”.


Lo que se busca


José Luis Echeverry explicó la pretensión de Colombia.


“A pesar de lo anterior debo dejar en claro que no estamos derrotados, pero debemos ser honestos y conscientes de nuestras reales posibilidades. El objetivo colombiano es conquistar el segundo lugar, por delante de Venezuela, para reafirmar nuestra victoria en los recientes Juegos Bolivarianos en Trujillo 2013, de Argentina y de Chile, quizás los más fuertes rivales que encontraremos”.


En los Suramericanos competirán catorce países: Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.


La ciudad de Santiago será la sede principal de los Juegos, que tendrán como subsedes a Valparaíso, Viña del Mar, Quillota, Higuerillas y Carauma.



“Con altura y dignidad”

Los colombianos esperan que el balance anterior no se convierta en motivo de presión y de paso demostrar progresos en todas las disciplinas, así lo manifestó el presidente del Comité Olímpico Colombiano (COC), Baltazar Medina.


“Esta es una oportunidad muy grande que tenemos para seguir demostrando nuestros progresos en materia deportiva, para evidenciar la diferencia que queremos marcar con los países que están detrás de nosotros como Argentina y Venezuela, y desde luego para mostrar que podemos restarle diferencia a Brasil”, declaró Baltazar Medina.


Explicó que los seleccionados recibieron instrucciones precisas para dar lo mejor sin que el balance positivo de las pasadas justas se convierta en una carga psicológica que pueda afectar su rendimiento.


“La idea es competir con altura y dignidad”, aseguró Medina.


El objetivo en Chile para Colombia será alcanzar cien medallas de oro.




Abrirá Piñera y cerrará Bachelet

Los Juegos Suramericanos coincidirán con el traspaso presidencial en Chile, por lo que serán inaugurados hoy (6:30 p.m.) por el actual presidente, Sebastián Piñera, y echarán el cierre con la mandataria electa, Michelle Bachelet, ya en el poder.


La ceremonia de investidura de Bachelet, ganadora de las elecciones con la coalición de centroizquierda Nueva Mayoría, se celebrará el próximo martes  en el Congreso, en la ciudad de Valparaíso.


Antes, los Juegos darán el pistoletazo de salida hoy con la presencia de Piñera en la fastuosa ceremonia de inauguración que se realizará en el Estadio Nacional, en Santiago, recinto que será el epicentro de la acción de los Suramericanos.


Piñera, de tendencia conservadora, aprovechó los últimos días de su mandato para inaugurar varios de los recintos que albergarán el evento, como el nuevo velódromo y el polideportivo, y recordó su compromiso de convertir a Chile en “un país de deportistas”.


La ceremonia de apertura de los Juegos será un espectáculo de música, proyecciones audiovisuales y fuegos artificiales.


El evento homenajeará los grandes personajes de la historia de Chile y recordará algunos hitos del olimpismo de aquel país.