Moda

Dressed for an Oscar
Vestidas para Oscar
Autor: Carmen V醩quez
5 de Marzo de 2014


Las situaciones de gran gala son maravillosas de ver. Las invitaciones de la monarqu韆, del alto gobierno de los diferentes pa韘es, la diplomacia, cenas, bailes, bodas, el teatro, el cine y el Oscar.

Las situaciones de gran gala son maravillosas de ver. Las invitaciones de la monarquía, del alto gobierno de  los diferentes países, la diplomacia, cenas, bailes, bodas, el teatro, el cine y el Oscar. Los ojos de millones de televidentes toman su lugar familiar para no perderse absolutamente nada de este acontecimiento que en la noche del domingo pasado cumplió en la historia del celuloide la versión número 86. Una versión diferente a todas, como siempre los genios americanos destapan su cerebro en ideas fascinantes que en el gran teatro como por arte de magia aparecen y desaparecen los diferentes escenarios que milimétricamente cuentan historias envueltas en la suntuosidad de las luces, el sonido y los efectos.


Oscar, igual, estático en puro oro. La noche del Oscar es eso... puro oro, brillo de estrellas. Lágrimas, alegrías y ansiedades.


Oscar mueve con ímpetu arrollador el tema de la moda. Con el tiempo medido por reloj, las luminarias actrices entran en la prueba de sus vestidos seleccionados por ellas mismas o por el diseñador que quiere que su nombre entre en la gala de la resplandeciente noche. Zapatos, joyas, peinados, maquillaje, perfume. ¿Comprados, regalados o prestados?


Actores y actrices, directores, guionistas, músicos, cámara... acción. 


¡Corten! Den una mirada a esta muestra de famosos en la noche del Oscar.