Mundo deportivo

The legend is alive
Vive la leyenda
2 de Marzo de 2014


Tras la merma en su nivel deportivo en los últimos años, especialmente en el 2013, Roger Federer ha sido cuestionado por el mundo del tenis, que cree ya está de salida. Ayer el jugador demostró todo lo contrario.


Foto: EFE 

Roger Federer espera volverse como los vinos, mientras más viejo, mejor. 

EFE


El suizo Roger Federer se sobrepuso a un comienzo desalentador para derrotar en la final al checo Tomas Berdych por 3-6, 6-4 y 6-3, y ganar el torneo de Dubai por sexta vez en su carrera.


Federer supera ya al estadounidense John McEnroe en títulos conseguidos y se coloca como tercer histórico en esa lista, solo superado por el estadounidense de origen checo Ivan Lendl (94) y el también americano Jimmy Connors (109).


Tras vencer al serbio Novak Djokovic de forma extremadamente agresiva y por primera vez en 18 meses en una de las semifinales, Federer culminó la semana para hacerse con este torneo tras una hora y 58 minutos.


Este es el título 78 de su carrera, el primero este año, obtenido además ante el finalista de la pasada temporada, quien le había derrotado en las semifinales.


El checo, finalista en 2013 ante Djokovic, aspiraba a reducir diferencias ante el de Basilea en su balance particular (12-6 ahora para el suizo) y al aprovecharse de la debilidad del servicio de Roger en el primer set, se hizo con el primer parcial con dos roturas.


Imbatido en once partidos anteriores, con título en Rotterdam recientemente, Berdych se pertrechó en el fondo y con tiros seguros desde la línea se mostró inabordable.


El checo parecía en disposición de acabar con el suizo, pero bajó la marcha, se confió en exceso y permitió que Federer resurgiera. El saque del suizo mejoró, y además rompió el del checo en total cuatro veces. Berdych salvó dos puntos de partido, pero no el tercero. 


“Es muy decepcionante para mí. Yo estaba en la mejor forma y jugando muy bien, pero lamentablemente no supe ejecutar al final”, dijo Berdych al final del partido y Roger Federer  concluyó: “Es agradable recibir este golpe de suerte, las cosas no han sido las mejores en este año y medio y por eso estoy muy contento con la victoria”.