Nacional

Joaquín Gómez pidió cambios estructurales en Fuerzas Armadas
28 de Febrero de 2014


Alias "Joaquín Gómez", expresó en un comunicado fechado en las "Montañas de Colombia" y publicado por la agencia Anncol, que una de las exigencias de ese grupo en la mesa de La Habana es que se hagan cambios estructurales en las Fuerzas Armadas.


EFE


El jefe guerrillero de las Farc Milton de Jesús Toncel Redondo, alias "Joaquín Gómez", dijo que una de las exigencias de ese grupo en la mesa de diálogo con el Gobierno en Cuba es que se hagan cambios estructurales en las Fuerzas Armadas de Colombia.


Así lo expresó el guerrillero, uno de los dirigentes del Bloque Sur, en un comunicado fechado en las "Montañas de Colombia" y publicado por la agencia Anncol, que da cabida a informaciones de las Farc.


"Es que una de las exigencias de las Farc en la mesa es que deben operarse cambios estructurales en el Estado, incluido el corrupto aparato militar, al igual que cambiar de raíz las formas fraudulentas y criminales de hacer política", señala el escrito del jefe guerrillero.


Semanas atrás, la revista Semana publicó grabaciones de audio que revelan la existencia de una presunta red de corrupción en los millonarios contratos y licitaciones del Ejército.


La misma publicación también denunció que desde una fachada de la inteligencia militar supuestamente se espiaba a miembros del equipo de Gobierno que dialogan en La Habana con las Farc, a políticos de izquierda e incluso a periodistas.


El dirigente guerrillero señala también que pese a "estos gravísimos hechos atentatorios contra las conversaciones de La Habana, las Farc no se levantarán de la mesa" porque, en su opinión, eso es precisamente lo que buscan los involucrados en espionaje, a quienes llama "enemigos convencidos de la paz".


El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha manifestado en diversas ocasiones que el futuro de las Fuerzas Armadas no se negocia ni se negociará con las Farc en Cuba.


El comandante guerrillero sugiere que "quizás sí sea necesario hacer una pausa en las conversaciones" para permitir que el país "digiera la gravedad de lo que está pasando" y al mismo tiempo darle espacio al presidente Santos "para esclarecer los hechos".