Nacional

Santos’ mail intercepted
Interceptan correo de Santos
23 de Febrero de 2014


El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, pidió a los gobiernos de España, Reino Unido, Corea del Sur e Israel que envíen algunos de sus mejores expertos para investigar el tema de las presuntas interceptaciones al presidente Santos.


Foto: EFE 

El presidente Santos alertó sobre grandes boquetes en la seguridad informática del Estado colombiano.

EFE


Redacción EL MUNDO


El correo personal del presidente Juan Manuel Santos, fue interceptado ilegalmente, pero no se tienen indicios claros de quién estaría detrás de este espionaje contra el mandatario.


Pese a hace 15 días surgieron rumores sobre posibles “chuzadas” al presidente fue ayer, luego de una publicación en el periódico El Tiempo, fueron admitidas oficialmente


Según el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, al menos dos correos electrónicos enviados por el presidente Santos, fueron interceptados ilegalmente. Estos correos, afirmó,  no tienen relación con temas gubernamentales.


El primer correo se refiere a un posible negocio de obras de arte, que finalmente no se concretó, y el segundo tiene que ver con los giros hechos por el presidente Santos para cubrir la matrícula de su hija, María Antonia, que estudia en una universidad del exterior.


Pinzón aseguró que ha conversado con Santos “precisamente para entrar a investigar y analizar esta situación, para tratar de identificar el origen de un hecho como este”.


Las autoridades que están al frente del caso no descartan que existan más correos personales interceptados al presidente colombiano, pero aún no hay indicios claros de quién lo estaba haciendo.


El caso ha llevado a una profunda revisión de todos los protocolos de seguridad de Santos y de otros altos funcionarios del Estado, según lo han confirmado fuentes de la Casa de Nariño.


La interceptación al correo personal de Santos se suma a la investigación que lleva a cabo la Fiscalía General de la Nación en el caso de supuestos seguimientos a correos y  mensajes de texto a miembros del equipo negociador en los diálogos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, en Cuba, al parecer por miembros del Ejército.


Santos ha reiterado que las fachadas de inteligencia militar son herramientas legales y necesarias para el Estado para protegerse de sus enemigos, pero hay que determinar si en esa central de espionaje se hicieron actividades ilícitas, como rastrear conversaciones de los negociadores de paz y de otras personalidades políticas.


Por el momento una comisión asesora integrada por los ministerios de Defensa, Justicia y Tecnología avanza en la creación de un decreto que creará una unidad especial para los temas de ciberataques.