Gente

Rosemary aroma
Aroma a romero
Autor: Carmen Vsquez
22 de Febrero de 2014

Carmen Vásquez


cvasquez@elmundo.com


Mi Dios nos regaló algo que es absolutamente maravilloso... el olfato. El percibir un olor o aroma nos alegra o nos descompone. Un perfume o un vino, la maestría del olfato detecta la sensualidad del perfume o la historia de las uvas. Hay cientos de libros sobre estos temas de nariz.


El cuento del romero es que si se estruja en la mano, deja las mejores señas de la ramita que es. Pero también se hace sentir con su belleza y estas son las maticas que están sembradas y dan la bienvenida en el restaurante de su nombre arriba de la diez, Romero. Aquí, los ejecutivos de la firma y cava John Restrepo y Cía., invitaron a un almuerzo para dialogar y compartir riquezas al paladar. Natalia, ejecutiva de vinos y Daniel, socio de Romero, fueron los que seleccionaron cinco diferentes pizzas que llegaron en armonía de aroma y sabor recién sacadas del horno. En Romero la cocina es artesanal y este es el punto que enamora. Un Peñascal bien frío fue el que le hizo pareja a los platillos que llegaron a tener los mejores comentarios de Julián Estrada, que no fue capaz de decirle no ni al exquisito postre de una galleta crujiente y caliente con un helado de vainilla... ¡qué tentación mí amado romero!


El segundo toque de aroma fue en el calendario de invitaciones para los cocteles que se han puesto de moda sin gota de licor. Invitación de los directivos del Metro con motivo de compartir una noche el tema del periodismo con colegas muy escogidos. El lugar sorprendió a más de uno. Un piso muy alto donde se puede apreciar buena parte de la ciudad. Un piso en donde el frío llega solo en las bebidas porque tiene un simpático sistema de pequeñas chimeneas que calientan todos los ánimos. En Delaire Sky Lounge en Río Sur.


Aroma de pancito caliente en el desayuno que se sirvió en el Hotel Sheraton, invitación de todo el complejo turístico de la ciudad, que con motivo del día del periodista, invitaron y aprovecharon de dar todo el informe completo de cada una de las áreas turísticas de la ciudad. Cotelco, Anato, Proexport, el Bureau... etc., etc. y más etc. Rico desayuno y quedamos enterados de todo.



Doa Mercedes

Silenciosa, tranquila y serena como ese viento que de norte a sur sopla y levanta arenilla como polvo de oro desierto de La Guajira. Viento amoroso que le va dando la guía de sus formas a los tiparillos del camino. Así de silenciosa y serena se fue doña Mercedes Camargo de Solano en la tarde-noche del miércoles. Doña Mercedes no fue solo la mamá de Frank Solano, Miriam, Ovidio, Paulino, Melvis, Omaris, Sofía. Fue la amiga, mujer de sabios consejos, de sonrisa cómplice, de manos exquisitas para más de una de esas recetas que solo pueden ser herencia de tierras guajiras. Doña Mercedes no deja silencios de tristezas. Deja enseñanzas y amorosos recuerdos.