Fútbol en el Mundo

They left everything for the return game
Dejaron todo para la revancha
Autor: Andrés Felipe Bedoya Serna
21 de Febrero de 2014


Los juegos de vuelta de los dieciseisavos de final de la Liga Europa serán el jueves 27 de febrero. 16 escuadras avanzarán a los octavos.


Foto: EFE 

Jackson Martínez fue bien contenido por la defensa del Eintracht.

Con excepción de la goleada del Salzburgo a domicilio sobre Ajax (3-0), los juegos de ida de los dieciseisavos de final de la Liga Europa se sellaron con resultados muy apretados, lo cual indica que todo se definirá en los encuentros de revancha.


El Porto, de Portugal, que tuvo en cancha los 90 minutos al atacante colombiano Jackson Martínez, cedió un empate en su feudo a dos goles ante los alemanes del Eintracht Frankfurt. Después de ir arriba en el marcador 2-0, el conjunto luso fue incapaz de mantener esa buena diferencia y en un abrir y cerrar de ojos se le escapó el triunfo.


Tampoco tuvo una buena jornada el Lazio italiano, en el que jugó los últimos doce minutos el delantero Brayan Perea. Cayó de local por la mínima diferencia (0-1) ante el Ludogorets, de Bulgaria, donde no apareció el volante Sebastián Hernández.


Mejor suerte corrió el Nápoles italiano, que se llevó un punto de su visita al Swansea inglés (0-0). El cuadro napolitano contó entre los emergentes con Duván Zapata.


Fiorentina cuidó a Juan Guillermo Cuadrado, quien se está recuperando de una molestia física, y consiguió un preciado triunfo 3-1 en su visita al Esbjerg danés. También sumó por fuera el Sevilla español, en su visita al Maribor de Eslovenia (2-2). Carlos Bacca integró el banco pero no ingresó.


En otro de los juegos de ayer, Valencia venció a domicilio 2-0 al Dinamo de Kiev, con anotaciones del chileno Eduardo Vargas y del francés Sofiane Feghouli.


Este juego debió disputarse en el estadio GSP de Nicosia, Chipre, debido a las fuertes protestas que se viven por estos días en la ciudad ucraniana de Kiev.


“La Uefa nos dio apenas 45 minutos para ofrecer un estadio fuera de Ucrania. Por poco no lo conseguimos, afortunadamente nuestros amigos chipriotas nos abrieron las puertas”, dijo Ihor Surkis, presidente del Dinamo.


El que salió eufórico tras el juego fue el hispano-argentino Juan Antonio Pizzi, técnico del Valencia: “Es un paso importante con un buen resultado y un marcador que destaca nuestra superioridad, pero la situación no está definida”, declaró.