Mundo deportivo

Narváez returned with thirst for glory
Narváez retornó con sed de gloria
Autor: Jheyner Durango Hurtado
19 de Febrero de 2014


Colombia se alista con lo mejor de sus velocistas para el Mundial de Pista en Cali, y entre las filas del elenco tricolor hay un hombre que vuelve con la ilusión de escribir más páginas triunfales, él es Leonardo Narváez.


Foto: Angela Patricia Zapata 

El de Cali será el tercer Mundial que disputará Leonardo Narváez en su carrera deportiva. El primer certamen orbital que disputó fue el de Berlín, Alemania, 1999, y el segundo el de Palma de Mallorca, España, 2007.

El poeta estadounidense Ralph Waldo Emerson dijo que “la confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito”, y dicha ideología se cumple a la perfección en un ciclista colombiano que ha sabido perseverar, que se ha mantenido vigente pese a la adversidad y que sigue luchando para lograr sus sueños.


Él es Leonardo Narváez, pistero vallecaucano que después de tres años de ausencia retornó a una Selección Colombia con el claro objetivo de dejar huella, así como lo hizo en el año 2008, cuando fue campeón, de la prueba del keirin, en la Copa Mundo celebrada en Cali.


En aquella misma ciudad, donde se formó deportivamente, Narváez, ya con 33 años de edad, tendrá una nueva oportunidad de demostrar su talento en el Campeonato Mundial de la disciplina, que se disputará en el velódromo Alcides Nieto Patiño, del 26 de febrero al 2 de marzo próximo.


“Gracias a Dios vuelvo a estar en el grupo de los mejores velocistas de Colombia. La idea es cuidar mi puesto para seguir representando al país en futuras competencias”, aseguró el esposo de Vanessa Preciado y padre de Matías, pequeño de tan solo un año de edad. 


Para Narváez, el estar al margen del combinado tricolor se debió a la falta de “fogueo internacional”.


“El gran bache que me tiene un poco bajo de nivel es la falta de competencias, no nacionales, porque son más bien pocas, sino internacionales. Mis demás compañeros han tenido la suerte de correr varias carreras fuera del país y eso les ha permitido evolucionar en este deporte. Pero sé que con la ayuda del profesor John Jaime recuperaré mi forma porque siento que aún le puedo regalar muchas alegrías al país”, sostuvo Leonardo, quien se ilusiona en hacer un buen papel en el certamen ecuménico en tierras azucareras.


“Me gusta mucho correr en Cali, ya que fue la pista en la que me hice. La conozco y domino muy bien, además el público me apoya y me quiere mucho. Me esforzaré al máximo para hacer una bonita presentación”, afirmó el pistero, quien logró la medalla de oro en la velocidad y la de plata en el keirin durante los Juegos Nacionales celebrados en la ciudad vallecaucana en 2012.


El más experimentado del grupo de seis velocistas que representará al país en el Mundial indicó que aún tiene la energía suficiente para competir de igual a igual contra los mejores, y por tanto continuará esforzándose para cumplir la meta que tiene entre ceja y ceja, ya que su deseo es despedirse por la puerta grande del ciclismo. “Creo en mis condiciones, por lo que continuaré luchando para conseguir la clasificación a los próximos Juegos Olímpicos, logrando eso me podría retirar tranquilo de este bello deporte”, concluyó Narváez, ganador de tres medallas, dos de oro y una de plata, en los pasados Juegos Suramericanos que tuvieron como sede a Medellín en 2010.



“Vamos a hacer historia”

En el año 1995, como corredor, tuvo la oportunidad de defender el nombre del país en el Mundial de Pista disputado en Bogotá, y ahora vuelve a tener el privilegio de hacerlo pero como entrenador. Él es John Jaime González, quien pone a soñar a todo el país con un puñado de muchachos que tienen el potencial suficiente para hacer una buena labor en el certamen orbital de la especialidad.


“Vamos a hacer historia”, indicó con seguridad el orientador.


“Confío plenamente en mis muchachos. Si no fuera así, no estuviera en esta función”, prosiguió González, quien dijo que los tiempos han cambiado. 


“Ahora me tocará a mí, como se dice, ver los toros desde la tribuna. Este deporte ha cambiado mucho a comparación con mi tiempo. En la actualidad los entrenamientos son diferentes, el material es distinto, así como las bicicletas y los mismos ciclistas. Todo ha evolucionado para el bien del ciclismo y pienso que en Cali se brindará un bonito espectáculo”.


Referente a Leonardo Narváez, el estratega indicó: “Él siempre ha sido un hombre a tener en cuenta. De pronto ha tenido baches dentro de su preparación, tomando elecciones que no favorecen a ninguno, pero ahora recompuso el camino. Confiamos en su talento”.