Economía

Severance funds, safeguard for workers and their families
Cesantías, salvaguarda de los trabajadores y sus familias
Autor: Johana Ramírez Gil
14 de Febrero de 2014


El año anterior, el 34 % de los retiros de cesantías fue utilizado como mecanismo de protección al momento de desempleo, lo que equivale a $1,08 billones, según Asofondos.


Foto: Esneyder Gutiérrez Cardona 

La Ley 50 de 1990, en el Artículo 98, reglamentó que los empleadores únicamente permanecen en poder de las cesantías durante máximo un año. 

Más de 7.000.000 de trabajadores colombianos que cuentan con un contrato laboral tienen derecho a las cesantías, prestación social que el empleador debe consignar anualmente antes del 14 de febrero en el Administrador de Fondos de Cesantías elegido por el trabajador. 


De acuerdo con el Artículo 99 de la Ley 50 de 1990, numeral 3, el empleador debe consignar las cesantías del empleado antes del 14 de febrero del año siguiente al que se causaron; en caso contrario, el empleador deberá pagar un día de salario por cada día de retraso. 


Según Héctor Jaime Correa, presidente de la Federación de Contadores Públicos de Colombia (Fedecop), estas cesantías corresponden a un sueldo por cada año de trabajo o proporcional al tiempo laborado y sus intereses anuales son el 12 %, los cuales se debieron consignar directamente al trabajador en la última quincena de enero. 


A diciembre de 2013, los fondos de cesantías en Colombia reportaron 6.000.000 de trabajadores afiliados, 275.000 afiliados más con respecto al mismo mes del año anterior. Mientras que el Fondo Nacional del Ahorro, administrado por el Estado, cuenta con  cerca de 1.200.000 trabajadores afiliados. 


La proyección que tiene la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantías (Asofondos) de recaudo para este año está en cerca de $3,3 billones, lo que significa $150.000 millones más. A raíz de que en 2013 se recaudó $3,315 billones y el incremento del salario mínimo fue 4,02 %, cifra que marcaría la tendencia de crecimiento en el recaudo de las cesantías en 2014. 


Entre tanto, el presidente del Fondo Nacional del Ahorro, Ricardo Arias, precisó que la entidad proyecta un recaudo por encima de $1,5 billones en cesantías y aseguró que el presupuesto de $1.435 billones será superado este año, pues la entidad es una de las prioridades del Gobierno.


De los cerca de 21.048.000 de ocupados que hubo en Colombia el año anterior, según el Dane, tan solo la tercera parte cuenta con el auxilio de cesantías, situación que fue tildada de “preocupante” por  Héctor Vásquez, especialista Laboral de la Escuela Nacional Sindical (ENS). 


 “Apenas 35 de cada 100 trabajadores tienen derecho a las cesantías, son aquellos que tienen contrato laboral y una relativa estabilidad, indicador que es muy bajo en Colombia. El resto de los trabajadores no tienen un contrato formal o los empleados incumplen la ley y no depositan las cesantías como debe ser”, dijo el especialista. 


Retiros de cesantías: vivienda


Pese a que la esencia de la creación de las cesantías hace más de dos décadas era proteger al trabajador en caso de quedar cesante, este ahorro también puede ser invertido en la compra o en el mejoramiento de vivienda, siendo una de las preferencias de los trabajadores. 


De acuerdo con Asofondos, el 48 % de los retiros de esta prestación entre 2004 y 2013 fue bajo las causales de compra o mejoras de vivienda. Solo en 2013, el monto para tales fines ascendió a $1,5 billones.


Al respecto, el presidente de la Federación de Contadores Públicos de Colombia (Fedecop) aseguró que si se van a invertir las cesantías “la vivienda es una buena opción, pues si logra pagar el inmueble este tomará un valor mucho mayor  que los intereses que se pagan por las cesantías que es el 1 % mensual”. 


Retiro de cesantías: educación


Así mismo, en la última década las inversiones que se hacen a partir de los retiros de las cesantías demuestran  que un 7 % se destinó con fines educativos, bien sea del trabajador o de su núcleo familiar, tendencia que se ha incrementado anualmente. 


El nivel educativo superior de los trabajadores tiene un impacto directo sobre sus ingresos y su estabilidad laboral, según Asofondos y  la Gran Encuesta Integrada publicada por el Dane, que concluyó que en Colombia los trabajadores con estudios universitarios tienen ingresos casi tres veces más altos que los bachilleres.


De acuerdo con Hernán Herrera, docente del Departamento de Finanzas de la Universidad Eafit, dado los costos de la educación superior en Colombia y las dificultades para ingresar a las universidades públicas, las cesantías son “un apoyo importante”, no solo para financiar los pregrados sino las especializaciones  para que “los hijos sean más competitivos en el mercado laboral”.


Finalmente, Héctor Vásquez, especialista Laboral de la Escuela Nacional Sindical (ENS), precisó que los bajos salarios son una de las razones para que los trabajadores colombianos no mantenga este ahorro en los fondos y decidan retirarlos para vivienda o educación. Incluso,  en algunos casos, recurren a engaños para utilizar el dinero en inversiones diferentes a vivienda y educación, como el pago de tarjetas de créditos y otras deudas. 



Ahorra, una buena opción

Entre más tiempo mantenga sus cesantías en su cuenta individual, mayor será la rentabilidad que obtendrá, recomienda Asofondos. Por ejemplo, un afiliado que al inicio del año 2010 tenía $100 depositados en el portafolio de largo plazo, al retirarlos a finales de 2011, habría obtenido un saldo de $110,34. Sin embargo, si ese mismo afiliado hubiera dejado esos $100 hasta finales de 2013, el monto de sus cesantías, para entonces, habría sido de $120,36. 


Ahora, si se toma el mismo ejemplo anterior pero asumiendo que los $100 están depositados en el portafolio de corto plazo, los resultados a finales de 2011 y 2013 serían de $107,35 y $116,74 respectivamente, según cálculos de Asofondos. 


En ese sentido, Hernán Herrera, docente del Departamento de Finanzas de la Universidad Eafit, aseguró que las perspectivas de los fondos de pensiones para el año entrante “son interesantes” en la medida en que su rendimiento está relacionado con el desempeño económico del país, “lo que es una buena noticia para los trabajadores colombianos que tengan su plata en los fondos”.