Columnistas

50 años de Beatlemania
Autor: Rafael Bravo
14 de Febrero de 2014


Quien hubiera imaginado hace 50 años que un grupo de jóvenes ingleses absolutamente desconocido fuera a tener semejante protagonismo dejando un legado para la historia de la música.

Quien hubiera imaginado hace 50 años que un grupo de jóvenes ingleses absolutamente desconocido fuera a tener semejante protagonismo dejando un legado para la historia de la música. John Lennon fue quien pudo juntar a los integrantes de la banda a la que llamo primero Black Jacks, cambiándola a Quarry Men, en honor a su escuela secundaria, para finalmente llegar a The Beatles. Lennon público un artículo para el periódico Mersey Beat de Liverpool que se centraba en la música de esa ciudad de Inglaterra.


Para los historiadores, el rock era un género para solistas, siendo Elvis Presley la figura más destacada hasta que los Beatles con sus guitarras eléctricas mostraron como hacer música popular. Fue el 9 de febrero de 1964 en ‘’The Ed Sullivan Show’’ cuando comenzó la historia de amor de los Beatles con el público norteamericano. Quienes tuvimos la fortuna de ver en vivo por la televisión el debut de la banda nunca imaginamos que su fama siguiera intacta después de 5 décadas muy a pesar que ya el grupo se ha reducido a un par de septuagenarios que se resisten a envejecer y mejor aún a perder su vitalidad: Paul McCarney y Ringo Starr.


La Beatlemania no solo fue un fenómeno musical sino también un giro en la cultura y la moda inspirando a toda una generación a ser creativa y ver el mundo en una forma que puso en entredicho el statu quo. Una muestra de ello fue la negativa a actuar en el estadio Gator Bowl de Miami en agosto de 1964, si los organizadores insistían en segregar a la audiencia. Ese episodio marcó un hito permitiendo que por primera vez blancos y negros compartieran espacios comunes en un sitio público.


El impacto económico a lo largo de todos estos años ha sido igualmente de gran significancia. Desde la industria disquera que ha reproducido cientos de millones de canciones hoy propiedad de los herederos de otro legendario como lo fue Michael Jackson quien se hizo dueño los derechos en 1985, hasta los innumerables productos alusivos a la banda. Al final los Fabulosos Cuatro aprendieron a las malas a hacer dinero luego de ser explotados por su disquera EMI que les pagaba una miseria por cada canción. De acuerdo con la revista Forbes, Paul McCartney es el segundo músico más rico del mundo.


Fama, gloria y drogas parecen ir de la mano cuando se llega a la cúspide. Lo mismo puede decirse de los Beatles y su corta vida musical como agrupación. No hay duda que terminaron siendo un icono en la historia de la música pop. Fueron solo 8 años de producción artística difícil de replicar: 13 álbumes y 238 canciones, muchas de ellas obras maestras, hitos y pilares de la música popular. Fue grato observar a la excéntrica Yoko Ono viuda de Lennon disfrutar de la celebración y ver que las diferencias antes irreconciliables con McCartney son un asunto superado.


Los Estados Unidos no dejan de celebrar los 50 años de ‘’existencia’’ de los Beatles pues poco importa que ya no existan como agrupación. Simplemente para sus seguidores lo importante es Let it Be, montados en un Yellow Submarine que clama Please, Please Me así sea Yesterday, por culpa de un Hard Day’s Night.