Editorial

Voces Ciudadanas por la seguridad
10 de Febrero de 2014


La iniciativa favorece la consulta a ciudadanos que permanecen alejados de las discusiones públicas que involucran los problemas del Valle de Aburrá, o sea los habitantes de los nueve municipios que no son Medellín.

Con la aspiración de promover, moderar y modular conversaciones públicas que permitan comprender qué piensan los ciudadanos del Valle de Aburrá sobre los problemas de seguridad que los aquejan y reconocer sus propuestas para enfrentarlos, siempre en el marco de la Constitución y la ley, comienza hoy una nueva edición del programa Voces Ciudadanas, proyecto de periodismo público que desde el año 1998 lidera la Universidad Pontificia Bolivariana y acompañan los medios de comunicación, en alianza a la que se suman las instituciones, representadas por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, y que aprovechará las redes sociales como espacios para propiciar conversaciones públicas orientadas por preguntas formuladas por periodistas y académicos.


En su nacimiento, Voces Ciudadanas fue espacio novedoso para ciudadanos que no participaban en partidos políticos u organizaciones sociales y que pudieron expresar sus ideas y relacionarlas con las de otros a fin de construir diagnósticos y propuestas que enriquecieron los planteados por las autoridades, en torno a problemas públicos sobre los que existían tensiones y confusiones, como las que hoy aparecen en el debate sobre las inseguridades del Valle de Aburrá. Entonces, la iniciativa regional de periodismo público permitió, como señala la organización Calandria, de Perú, que en Medellín se reconociera a la ciudadanía como interlocutor legítimo del Estado y los medios de comunicación en la búsqueda de soluciones de los problemas abordados, entre ellos el de seguridad, que fue el primero que discutió este proyecto.


Hoy, las personas se expresan a través de redes sociales o de las encuestas que crecen en número, aunque no tanto en capacidad de forjar opinión pública, si esta se entiende como la voz que la ciudadanía construye responsablemente, luego de haberse informado, reflexionado y dialogado en torno a los problemas y perspectivas de solución. Voces Ciudadanas reconoce el valor de las redes sociales como lugares para expresar el descontento o la anécdota, en los que se hacen visibles problemas comunes, pero señala vacíos en su capacidad de incentivar las ciudadanías, la deliberación y la formulación de soluciones en el marco de los principios y valores democráticos.


Por esto, como proyecto que surge en forma independiente y con interés por consolidar un enfoque público sobre las inseguridades que afectan a los habitantes del Valle de Aburrá -esto es, los diez municipios y sus zonas rurales- Voces Ciudadanas actúa como un espacio público en el que los ciudadanos se hacen iguales para expresar la forma como entienden lo que pasa y sus soluciones, mientras que sus participantes actúan como moderadores que procuran identificar las líneas comunes a partir de las cuales se pueden promover acuerdos colectivos sobre el diagnóstico y las propuestas y también para identificar los disensos que contribuyen a comprender y valorar las diferencias que rompen la falsa unanimidad y que permiten reconocer nuevas perspectivas sobre problemas que agobian tanto a ciudadanos como a sus autoridades.


Además de sumar las redes sociales y las voces cuya emergencia ellas propician, la iniciativa favorece la consulta a ciudadanos que permanecen alejados de las discusiones públicas que involucran los problemas del Valle de Aburrá, o sea los habitantes de los nueve municipios que no son Medellín y particularmente los ciudadanos campesinos, que enfrentan la inseguridad desde hechos y miedos distintos a los que se comentan en las redes sociales, los medios de comunicación y las discusiones de los políticos y líderes de organizaciones sociales. Esta inclusión de los ciudadanos de municipios conurbados con Medellín y parte de su realidad, permite ampliar la comprensión y promover la seguridad.


EL MUNDO está orgulloso de participar en el proyecto Voces Ciudadanas como lo viene haciendo desde que fuera creado hace 16 años. En él y en todas las formas de provocar a la ciudadanía a reflexionar sobre los asuntos colectivos en procura de forjar el bien común, encuentra la posibilidad de seguir realizando su propósito como contribuyente a la construcción y consolidación de una ciudadanía deliberante y participativa en la que ciudadanos educados y felices aporten al Estado para consolidar una sociedad a la medida de los sueños colectivos.