Economía

Government supports sale of ISAGEN to foreigners if they know the industry
Gobierno avala venta de Isagén a extranjeros si conocen el sector
Autor: Johana Ramírez Gil
9 de Febrero de 2014


Así lo expresó el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, en entrevista con EL MUNDO.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Mauricio Cárdenas Santamaría fue reconocido como el mejor ministro de Hacienda de las Américas por la Revista Emerging Markets. 

El Gobierno continúa en firme con su decisión de vender el 57,66 % de las acciones de la generadora de energía Isagén, precisó el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, quien en entrevista con EL MUNDO expresó además que Colombia está cerca de completar el 50 % de su ingreso a la Ocde. 


-El 20 de enero concluyó la primera etapa de la venta de Isagén, ¿cuál es su balance?


 “De la primera etapa todavía no tenemos el corte definitivo. La Bolsa de Valores de Colombia, que la manejó, nos ha dicho que necesita hasta el 21 de febrero para entregarnos cuentas. Sin embargo,  la información preliminar que nosotros tenemos es que se vendió muy poco en esa primera ronda, de forma tal que realmente el pulso va a estar en la segunda etapa, ahí es cuando se va a determinar qué va a pasar con Isagén”.


-El sector Solidario ha dicho que hubo restricciones


 “Ya pasó y no la ejercieron. Ellos tenían toda la libertad de comprar y el que no compró pues es porque no quiso”. 


-¿Por qué se vendió muy poco en esta primera ronda?


“Yo creo que el precio es alto. Es un precio que pusimos para no dejar dudas de que nuestra intención es vender bien a Isagén para movilizar esos recursos hacia las carreteras. Entonces, todos los que nos criticaron diciendo que estábamos feriando y  regalando a Isagén ya para ellos los hechos son incontrovertibles. No era una acción barata y por ende los compradores en condición especial, que son los de la primera ronda, los de Economía Solidaria, pues no quisieron comprar un porcentaje importante de acciones”.


-Están los que dijeron que la acción era muy barata, sin embargo el Grupo Argos declinó pujar por Isagén al considerar que la inversión no cumplía con las expectativas. ¿Qué lectura hace usted a esto?


“Uno tiene que ser respetuoso de las decisiones de cada empresa. Si usted me pregunta a mí: ¿qué hubiera preferido, que Argos participara? Claro que sí, porque me parece que Argos tenía muchas razones para querer comprar estos activos que son una oportunidad que se da una vez en 50 años, como es comprar 3.000 megavatios de capacidad instalada. Pero cada empresa tiene que evaluar si tiene la capacidad de endeudamiento, cómo la está tratando los mercados, cómo está la acción, qué dicen los analistas y hay que respetar la decisión de cada empresa. Afortunadamente, hay otros interesados y el proceso sigue adelante”.


-¿Cuáles fueron los argumentos del Gobierno para incrementar el precio de la acción de Isagén de $2.850 a $3.178?


“Quisimos poner el precio a un nivel que le diera plena garantía a todo el mundo, especialmente a los entes de control.  Sabíamos que había una demanda y una Acción Popular en el Tribunal de Cundinamarca, entonces también tuvimos toda la firmeza en poner un precio que no dejara la más mínima duda de que la empresa no se estaba regalando”. 


-¿Qué ha pasado con esas demandas?


 “Sabemos que el magistrado no decretó medidas cautelares, es decir, no vio argumentos para suspender el proceso de venta”.


-¿Cómo califica a las empresas extranjeras interesadas en la puja de Isagén?


“Yo tuve una reunión en la cumbre mundial de Davos, con el presidente de la mayor empresa de generación de energía eléctrica en el mundo, que es la francesa GDF Suez y ellos expresaron interés. También hemos tenido contacto con algunas posibles empresas de los Estados Unidos como Duke Energy”. 


-Con la declinación de Argos, por ahora solo Empresa de Energía de Bogotá sería la única compañía colombiana interesada en la puja. ¿Qué opina de que un sector como el de generación de energía quede en manos de extranjeros?


“Mientras sea un inversionista serio, responsable y que sepa de este negocio, no hay ningún problema que sea extranjero”.


-¿Qué ha pasado con Empresas Públicas de Medellín?


 “Empresas Públicas ha estado mirando el tema, ellos tienen un margen de acción muy limitado porque  están muy cerca del tope regulatorio”.


-Cambiando de tema: ¿cuál fue el objetivo de incluir en la Reforma Tributaria la devolución de los puntos del Impuesto al Valor Agregado (IVA)?


 “Nos interesa ante todo estimular el comercio formal y que quien compre con tarjeta de crédito o tarjeta débito pueda tener esa devolución”.


-¿Por qué ha habido tanta demora en la devolución?


“Temas administrativos de la Dian (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia). Ya la Dian tiene el sistema y las cuentas hechas para devolver al contribuyente esos dos puntos del IVA”.


-Tras la devaluación del peso con relación al dólar y el precio del café que está en alza, ¿qué pasará con el programa de Protección del Ingreso Cafetero (PIC)?


 “El apoyo del Gobierno va hasta que el precio de la Federación, más el apoyo del Gobierno, lleguen a $700.000  por carga. Eso es parte del acuerdo del año pasado firmado en Pereira”.


-Entonces, cuando llegue a ese tope, ¿ya no recibirían el subsidio?


“No, porque eso sería injusto. Evidentemente sería un sector que está teniendo un ingreso bueno”.


-El llamado “dólar Cárdenas” de $1.950, según usted, sería ideal para la economía colombiana. Ahora, ¿qué opina del repunte de la divisa, superior a los $2.000?


“A mí no me genera ninguna preocupación y por el contrario, el precio interno del café ha subido, la gente recibe más remesas, el confeccionista que compite con productos importados va a vender más fácil sus productos porque lo importado se va a encarecer. Estoy muy tranquilo y pienso que no hay que hacer nada para evitar lo que tenemos ahora. Hay que dejar la tasa de cambio en su nivel actual, saludable”. 


-¿Qué hacer con las deudas adquiridas en dólares?


“Nos estamos endeudando afuera para pagar los intereses y las amortizaciones de los préstamos que ya tenemos en el exterior. Por ejemplo, hace dos semanas conseguimos US$2.000 millones en una emisión  en el exterior, a 30 años, récord (…) Pero ese dinero lo vamos utilizar solo para pagar nuestras obligaciones en dólares, es decir, no vamos a traer esos dólares”. 


-Por su parte, a mediados de diciembre se tenía que realizar el Consejo Superior de Política Fiscal (Confis) para Autopistas para la Prosperidad y hasta ahora no ha sucedido. ¿Cuándo estará listo?


“Estamos haciendo un ajuste a los contratos para reconocer que en el proceso de licitación de las primeras nueve concesiones los potenciales concesionarios nos han hecho unos comentarios (…) Autopistas ya tiene cinco, solo faltan cuatro aprobaciones de Confis de tramos, sobre eso no hay ninguna duda. Primero queremos hacer unos ajustes a los contratos que tenemos en este momento. Estaría listo en máximo quince días”. 


-De otra parte, ¿en qué etapa está Colombia en la adhesión a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde)?


 “En mayo hay una reunión muy importante del Consejo General de la Ocde en el que se evaluará el avance que ha tenido Colombia. Nosotros creemos que debemos ir en mayo a mitad de camino y nos debería faltar otro año más. Hay 33 comités, de esos, ocho ya han sido  plenamente aprobados y cumplimos todos los requisitos”. 


-La Reforma Tributaria fue una de las recomendaciones de la Ocde y el Gobierno la acató, ¿qué otras recomendaciones ha formulado esta organización a Colombia?


“A ellos no les gusta que el Gobierno esté muy involucrado en la administración de empresas. Se busca una cierta separación entre el Gobierno y las empresas, tipo Isagén, ISA y Ecopetrol, es una de las políticas de buen Gobierno de la Ocde. Este es uno de los temas importantes que viene hacia adelante. Nosotros hemos avanzado mucho porque en las juntas directivas de esas empresas hay una mayoría independiente o las presiden  miembros independiente de las juntas”. 


-En ese sentido, ¿podríamos estar en el escenario de que el Gobierno saque a la venta más acciones de Ecopetrol al público?


 “Eso puede pasar, sin duda. El Gobierno tiene, por ley, la posibilidad de vender hasta el 20 % de su participación y hoy ha vendido el 11 %. Así que el Gobierno podría salir del 9 % adicional. No estamos pensando en hacer eso en este momento. Tenemos todo concentrado en Isagén, con esa plata podemos hacer las carreteras que hacen falta  y conservar la propiedad de Ecopetrol porque nos da un dividendo muy bueno”.


-¿Qué no le gusta  a la Ocde, la propiedad o el nivel de decisión sobre las empresas?


“El poder de decisión. Les gusta saber que en esas empresas se maneja un criterio de gobierno corporativo independiente, es decir, que las empresas sean muy autónomas e independientes, que el Gobierno no intervenga en la administración de esas empresas”.


-¿Qué sucede en el caso del Metro de Medellín que la mayoría de los miembros de la Junta Directiva son de la Presidencia de la República?


“Sería un tema para analizar. Lo que la Ocde considera que no es conveniente es que sean funcionarios del Gobierno, pero si son designados por el Gobierno y son independientes, es perfectamente válido”. 


-Finalmente, ¿qué retos asume Colombia al ingresar a la Ocde?


“Yo diría que hay varias áreas en las que nosotros vamos a estar por un tiempo como los menos buenos entre los mejores. Por ejemplo, recaudo de impuestos, calidad en la educación, pobreza, desigualdad, todo eso estamos por debajo de la Ocde. Pero entrar al club nos va a poner unos retos para progresar más rápidamente. Más que ignorar el problema, ahora vamos a tener el reto de pertenecer a un  club donde no vamos a querer ser los últimos de la fila”.



Responde Dueños de Isagén

Ante las declaraciones del ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, acerca de la poca participación que tuvo el sector Solidario en la primera etapa de la venta de la generadora de energía, Dueños de Isagén respondió que esto se debió a las limitaciones impuestas por el Gobierno y el incremento en el precio de la acción.


“El precio está amañado, no tiene sentido incrementar el decreto argumentando el apetitivo inversionista. La posición de Argos de retirarse nos da la razón: no había necesidad de incrementar la acción. En el sector Solidario hemos tomado ese incremento como una traba que nos impuso el Gobierno para participar, es un sector que está desmotivado además por las limitaciones”, dijo Rodrigo Toro, mandatario de Dueños de Isagén, grupo integrado por trabajadores, extrabajadores y pensionados de la generadora. 


Así mismo, Toro expresó que con las condiciones impuestas por la Superintendencia de Industria y Comercio al Grupo Argos, que ya se retiró de la puja, y a Empresa de Energía de Bogotá, “el Gobierno le está colocando límites para que ningún inversionista local pueda participar en la puja, algo que me parece grave (…) Se está dirigiendo el proceso hacia inversionistas extranjeros”.




Condiciones a EEB

El superintendente de Industria y Comercio Ad Hoc, Luis Guillermo Vélez Cabrera, autorizó la eventual integración empresarial entre la Empresa de Energía de Bogotá S.A. E.S.P. (EEB) e Isagén S.A. E.S.P., previo el cumplimiento de una serie de condiciones mínimas.


Las condiciones establecidas por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) incluyen la desinversión de activos y la eliminación de vínculos estructurales de la EEB con compañías que participan en el mercado de energía eléctrica.


Según el comunicado del ente de control, “una operación de este tamaño e importancia, sin el cumplimiento de unas condiciones previas mínimas, podría restringir indebidamente la libre competencia en perjuicio de los hogares y empresas colombianas, las cuales podrían pagar precios más altos por la energía que consumen”.


En caso de que la EBB adquiera a Isagén e incumpla alguno de los condicionamientos, la Superintendencia puede imponer sanciones hasta de $61.600 millones para la sociedad y de $1.232 millones para las personas naturales que infrinjan el cumplimiento de las condiciones.     Contra la decisión del superintendente de Industria y Comercio Ad Hoc procede el recurso de reposición.




Composición accionaria de Isagén

La Nación 57,66 %


Fondos de pensiones 14,46 %


EPM 12,95 %


Minoritarios 7,51  %


Accionistas extranjeros 7,42 %