Política

32.7 million: electoral census
32.7 millones: censo electoral
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
8 de Febrero de 2014


4.2 millones de antioqueños pueden votar en marzo para el Senado y la Cámara.



Las mujeres siguen siendo mayoría que los hombres en el censo electoral colombiano.

Hace 56 años, en 1958, el censo electoral nacional era de unos 5.3 millones de votantes. Veinte años después en el 78 ascendió a los 12.5 millones de electores. Para 1998 se fijó en 20.8 millones y hace cuatro años, en el 2010, en la última elección del Congreso de la República, podían votar 29.8 millones de ciudadanos.


Y ahora para las elecciones de Congreso de este 9 de marzo 32.795.962 colombianos están habilitados para sufragar dentro del país y en el exterior, para elegir al Congreso de la República y al Parlamento Andino.


Hace cuatro años votaron para el Senado 13.1 millones de personas.


Entre tanto, el censo electoral antioqueño se ubicó en 4.241.489 ciudadanos aptos para sufragar. Hace cuatro años lo podían hacer 3.8 millones.


Antioquia sigue teniendo el segundo censo electoral del país, después de Bogotá, con un potencial de más de cinco millones de votantes y superando al Valle, que hoy llega a los 3.2 millones.


En esta región sufragaron para la Cámara en el 2010 un total de 1.5 millones de antioqueños.


Hombres y mujeres


Del total de los ciudadanos habilitados para sufragar, 17.043.963 son mujeres y 15.751.999 hombres, los cuales podrán ejercer su derecho al voto en 96.722 mesas distribuidas en 10.727 puestos de votación en todo el país.


Dentro del territorio nacional podrán sufragar 32.263.578 ciudadanos en 95.055 mesas que se instalarán en 10.433 puestos de votación, mientras que en el exterior 532.384 personas están habilitadas para votar en 1.667 mesas distribuidas en 304 puestos de 75 países.


Los puestos de votación estarán ubicados 3.883 en cabeceras municipales, 6.563 serán colocados en áreas rurales, 160 puestos en cárceles y 121 en los puestos censo del territorio nacional.


El puesto censo es una concentración electoral donde únicamente pueden votar los ciudadanos que tienen inscrita allí su cédula, o los que tienen cédulas expedidas entre el 1 de enero de 1988 y el 7 de enero de 2003, que nunca han inscrito su cédula en otro puesto de votación ni presentan ninguna novedad. Las cédulas expedidas con posterioridad al 8 de enero de 2003 quedan habilitadas para votar en un puesto cercano a la dirección reportada al momento de hacer el trámite.


Los ciudadanos ya pueden consultar su puesto de votación, para que tengan claro el lugar donde deben sufragar el 9 de marzo, en la página web de la Entidad “registraduria.ip-zone.com” www.registraduria.gov.co, digitando su número de cédula en el botón “consulte aquí su lugar de votación”.


De los 29.8 millones de personas que conformaban en el 2010 el censo electoral, 15.499.591 eran mujeres y 14.352.508 hombres.


Hace cuatro años la Registraduría instaló un total de 10.376 puestos de votación donde se ubicaron 76.940 mesas dispuestas en todos los municipios y corregimientos del país, así como en 60 países donde se instalaron puestos de votación para los colombianos residentes en el exterior.


En Antioquia pueden sufragar 2.226.076 mujeres y  2.015.413 hombres, en 12.090 mesas.



La biometría

Durante las elecciones de Congreso de la República y Parlamento Andino, la Registraduría Nacional del Estado Civil instalará herramientas biométricas en las zonas de mayor riesgo electoral, para lograr la identificación de cerca de 10 millones de electores.


Desde su implementación en los procesos electorales que organiza la Registraduría Nacional del Estado Civil, hasta la fecha se han realizado setenta elecciones en las que se ha empleado la biometría, identificando plenamente a más de cinco millones de ciudadanos que se han acercado a los puestos de votación para ejercer su derecho al voto.


La identificación biométrica, que utiliza la Registraduría, se basa en el sistema Afis (Sistema Automatizado de Identificación de Impresiones Dactilares, por sus siglas en inglés), que se fundamenta en algoritmos que identifican los puntos característicos de las huellas dactilares, que pueden ser medibles y utilizadas en el reconocimiento de los individuos, constituyéndose así como uno de los sistemas de identificación biométrica más eficaces del mundo.