Nacional

Fachada de chuzadas era legal: Santos
6 de Febrero de 2014


El sargento (r) Juan Carlos Mejía, quien al parecer era el encargado de la fachada desde la cual se realizaban los presuntos seguimientos a los miembros del equipo negociador, declarará ante la Fiscalía el 14 de febrero.


Foto: EFE 

Juan Manuel Santos afirmó que las fachadas de inteligencia, como la que se allanó, son totalmente lícitas. Son operaciones de inteligencia que están contempladas dentro de la ley de inteligencia, y eso no tiene nada de irregular.

EFE-Redacción EL MUNDO


El hecho de que el restaurante desde el cual se realizaban las presuntas chuzadas a los miembros del equipo negociador del Gobierno en el proceso de paz con las Farc fuera una fachada para operaciones legales de seguimiento, no implica que todo lo que allí se hiciera fuera lícito.


De ahí, la insistencia del presidente Juan Manuel Santos y del comandante del Ejército, general Juan Pablo Rodríguez, en la importancia de esperar los resultados de las investigaciones que se están realizando. El primer reporte, correspondiente a las indagaciones de la Inspección General del Ejército, se debe conocer el 14 de febrero.


En el Diálogo de Gestión, realizado en el  Ministerio de Justicia y del Derecho, el presidente Santos insistió que todos los gobiernos utilizan la tecnología para realizar labores de inteligencia,  porque esta es la mejor forma de garantizar la seguridad de los ciudadanos. De ahí que “las fachadas de inteligencia sean de uso extendido”.


Sin embargo, destacó que en el caso de la llamada Operación Andrómeda es necesario verificar si “la inteligencia que estaban haciendo era una inteligencia formal, lo que hay que proteger, o si aprovecharon e hicieron inteligencia ilícita”.


Por eso, el mandatario afirmó que en el caso del relevo del director de Inteligencia del Ejército, general Mauricio Zúñiga y del director técnico de Inteligencia, coronel Jorge Zuluaga, ambos oficiales pudieron incurrir en una falta de criterio, “pero hasta ahora no en algo ilegal o ilícito, y la investigación nos va a dar el resultado final”.


Estas declaraciones fueron rechazadas por el expresidente Álvaro Uribe, quien consideró que el relevo de los dos oficiales es una razón más para la desmotivación de los miembros de las Fuerzas Militares con el afán de “complacer” a la guerrilla de las Farc.


“Ayer el presidente Santos dijo que el tema de inteligencia era por fuerzas oscuras. Hoy hay dicho que el lugar que tenía el Ejército para inteligencia era un lugar lícito, además ha ordenado al inspector del Ejército que entregue conclusiones de investigación en una semana, y sin embargo, cuando apenas ordenan la investigación, ya el Gobierno ha separado de sus cargos a oficiales de inteligencia”, manifestó Uribe.


Lo que sigue


Las repercusiones legales y políticas de esta situación serán tratadas en el Congreso, donde fueron citados a sesión extraordinaria el ministro de Defensa y el fiscal para declarar sobre los detalles de las operaciones en la “sala gris”.


El comandante del Ejército, Juan Pablo Rodríguez y el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, también están convocados a esta audiencia. Porque según Juan Fernando Cristo, presidente del Congreso, esperan recibir detalles de las medidas que se adoptaron para suspender las interceptaciones y enjuiciar a los responsables del escándalo.



Pronunciamiento de las Farc

Las Farc afirmaron que el expresidente colombiano Álvaro Uribe “está detrás” del supuesto caso de espionaje a los negociadores del Gobierno en los diálogos de paz y aseguraron que los delegados de la guerrilla también han sido espiados.


“Claro, Álvaro Uribe está detrás de todo eso. No se les olvide que Álvaro Uribe es el enemigo público número uno de la paz en Colombia”, dijo en La Habana en unas declaraciones a los medios el número dos de la guerrilla y su jefe negociador, Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”.


El jefe guerrillero calificó de “realmente grave” este asunto y denunció que “aquí no solamente se está espiando desde Colombia a la delegación de paz del Gobierno Nacional sino especialmente a la delegación de paz de las Farc”.


Iván Márquez instó al Gobierno de Juan Manuel Santos a que actúe “de tal manera que no deje dudas acerca del origen y la intención de este tipo de actividades” que, a su juicio, “disparan” contra el “propósito superior” de la paz.