Economía

Safe-conduct for steel generates discomfort in Mexico
Salvaguardia al acero genera malestar mexicano
Autor: Duván Vásquez
6 de Febrero de 2014


Según representantes del comercio manito, esos mecanismos de protección a la producción colombiana infringen los acuerdos binacionales pactados desde hace varios años para beneficiar a los empresarios de ambos países.


Foto: Cortesía 

De acuerdo con la Embajada mexicana, una décima parte de las exportaciones del país manito a Colombia son productos siderúrgicos.

El Gobierno de México interpuso ante la Cancillería colombiana una petición de información sobre los alcances de la salvaguardia a las importaciones de alambrón de acero, que fue decretada en octubre de 2013.


Así lo ratificó el embajador de ese país en Colombia, Arnulfo Valdivia Machuca, quien recientemente asumió el cargo, y dijo que con esa medida se creó una especie de diferendo comercial.


“Debe aclararse, tanto a instancias del acuerdo bilateral de comercio entre los dos países como ante las reglas de juego de la Organización Mundial de Comercio (OMC)”, aseveró el funcionario mexicano.


En ese sentido, el director Ejecutivo de la Cámara de Comercio México Colombia (Ccmc), Edmundo Ramírez, manifestó que de confirmarse los alcances de la salvaguardia establecida por el país al ingreso del alambrón de acero, se estaría incumpliendo en uno de los pactos comerciales para impulsar a los empresarios de ambas naciones.


 “Esa decisión no corresponde al C2 que está firmado entre México y Colombia. Ese es un acuerdo que existe como una especie de Tratado de Libre Comercio (TLC) que era antes el C3, cuando estaba Venezuela”, explicó Ramírez.


A pesar de que las salvaguardias se hacen para proteger la industria nacional y tratar de equilibrar un poco más la balanza comercial entre los dos países, el director de la Ccmc aseveró que la relación está seis a uno en contra de Colombia, porque hay inversionistas que llevan capitales al país manito. Sin embargo, sí hay una marcada tendencia de importaciones de las grandes empresas colombianas para comprar insumos necesarios de la industria nacional que hace los respectivos procesos de transformación con la siderurgia.


Así lo corrobora el presidente de la Cámara Colombiana del Acero (Camacero), Édgar Plazas, quien dijo que el país produce 1,2 millones de toneladas de acero al año y, como esa cantidad no cubre la demanda nacional, deben importar porque hay un déficit de 800.000 toneladas.


En eso coincide el embajador Arnulfo Valdivia Machuca, quien aseguró que el 10 % de las compras colombianas en México son de productos siderúrgicos.


“Así se castigaría injustamente a un sector que apoya la producción colombiana y que en ningún modo está inundando al mercado de ese país”, afirmó el diplomático.


Según la Embajada de México, la salvaguardia no ha sido solamente al alambrón de acero sino también a otros productos de esa variedad, contrariando las normas de la OMC, lo que ha encarecido los costos de renglones productivos de Colombia como los fabricantes de tornillos, construcción y el sector agropecuario.