Mundo deportivo

Love-struck with archery
Flechado por el tiro
Autor: Merllyn 羖varez Hincapie
6 de Febrero de 2014


Seg鷑 Daniel Mora, la clave para conseguir buenos resultados en las competencias es no tener preocupaciones, la parte mental es fundamental en la pr醕tica de este deporte.


Foto: Angela Patricia Zapata 

Daniel Mora combina su práctica deportiva con el estudio, actualmente cursa undécimo grado.

Daniel Mora Congote es un joven de tan solo 16 años, practicante de tiro con arco, disciplina en la cual se destaca como uno de los mejores de Antioquia en su categoría y de la cual se enamoró desde que disparó su primera flecha. 


Este joven es un apasionado por el deporte, ha practicado varias disciplinas pero ninguna lo llenó de la forma que lo hizo el tiro, el cual practica desde los 11 años. “Antes de decidirme por el tiro con arco había practicado diferentes deportes como el baloncesto, la natación, el patinaje y no me quise quedar en ninguno de ellos. Luego mi padre me dijo que intentara con el tiro y me gustó desde que disparé la primera flecha”, confesó Daniel.


Este joven deportista se enamoró de esta disciplina porque “aunque es un deporte que se practica de forma individual, con el paso del tiempo me di cuenta de que aquí todos nos apoyamos, eso me gustó mucho. Además, el tiro no es como otros deportes que tienen mucho contacto físico y eso fue lo que más me llamó la atención”, detalló.


Su inicio en el tiro con arco lo hizo con la escuela del Inder Medellín, después pasó a hacer parte de la Liga Antioqueña de Arquería, donde llegó a demostrar su talento y rápidamente fue escogido para integrar la selección Antioquia y representar al departamento en varias competencias.


“Desde marzo del año pasado hago parte de la selección Antioquia de tiro. La primera competencia como parte de la selección fue el primer ranking nacional realizado en Cartagena. Como fue mi debut no me fue tan bien, pero fue una experiencia muy linda que me sirvió para ir mejorando cada día”, expresó Daniel.


Una de las actuaciones más destacadas la tuvo en noviembre del año pasado en su participación en el tercer ranking mundial y el cuarto campeonato internacional de tiro con arco que se realizó en Chile.


Después pasó por Argentina, donde no le fue tan bien como en Chile. Su más reciente competencia fue el ranking nacional realizado el fin de semana en la ciudad de Medellín, allí ganó dos medallas de oro, una en la ronda Fita y otra en individual, ambas en la categoría cadetes.


Después de conseguir estas medallas el deportista antioqueño expresó su alegría y su motivación por seguir mejorando todos los días un poco más, “estoy feliz por el resultado. Al principio me sentí un poco nervioso, pero cuando pasé a la semifinal me tranquilicé porque ya tenía medalla asegurada, eso me hizo disparar mejor”, reconoció entre risas.


Lo más difícil para Daniel fue “ver que los demás deportistas estaban muy cerrados en las flechas, eso me puso nervioso pero la técnica me ayudó a superarlo”.


Ahora, este deportista se dedicará a seguir trabajando y a pulirse para participar en el próximo ranking nacional en el mes de marzo.



Premio a un buen trabajo

Los logros que el tirador Daniel Mora ha conseguido son fruto de su dedicación, responsabilidad y disciplina. Así lo confirmó su entrenadora Diana Cristina Roldán.


“Daniel es un niño muy disciplinado, acata mucho las órdenes que se le dan, es muy juicioso. A veces cuando está disparando se empecina en no correr la mira, pero a ratos le da a uno la razón de lo que tiene que hacer en el momento que está disparando. Los resultados que consigue son fruto del trabajo que realiza”,  expresó la entrenadora.


Las expectativas con Daniel en este primer ranking nacional eran muchas, según manifestó Diana, “la idea era que hiciera una muy buena presentación, que mantuviera el primer puesto del ranking de su categoría que tiene desde el pasado mes de octubre y que mejorara el puntaje personal y así fue”.


Su entrenadora confiaba en que su pupilo podía lograr estas medallas, “no lo daba como algo seguro porque igual había que pelearlo, pero estuvo muy bien trabajado”, agregó.