Mundo deportivo

It’s so hot!
¡Qué calor!
Autor: Jonny Andrés Sampedro
5 de Febrero de 2014


Colombia debutará hoy en la Fed Cup, en territorio paraguayo, en donde por esta época la temperatura marca en promedio 28 grados centígrados, una máxima de 40 bajo la sombra, una sensación de 50 grados centígrados en el campo de juego.


Foto: Archivo El Mundo 

Catalina Castaño. 

El dicho dice que solo lo vive quien lo goza, pero en este caso no es así. El que ha jugado tenis en la capital paraguaya sabe muy bien lo que esto representa y las altas temperaturas que pueden registrarse. 


“Es un calor como en Barranquilla, pero con el sol encima, es más caliente de lo normal”, “allá no ventea, es un calor seco”, “es un clima bastante hostil”, “es una cosa impresionante”.


Los anteriores comentarios y si se quiere quejas, provienen del jugador juvenil Sergio Hernández, del técnico Jaime Restrepo, del entrenador Ignacio Arroyave y del preparador físico del equipo colombiano, Rafael Ramírez, respectivamente, quienes se encontraron en Asunción con condiciones similares a las que tendrán que vivir las chicas del equipo de la Fed Cup a partir de hoy y hasta el próximo sábado, días en los que buscarán el cupo que las lleve al repechaje del Grupo Mundial II. 


La más afectada en este lugar fue precisamente una de las tenistas del equipo actual, Catalina Castaño, a quien en la eliminatoria jugada allí en el año 2010 se le fueron las luces, su cara cambió de color y se desmayó, situación complicada que recuerda Rafael Ramírez.


“Catalina tiene un físico excepcional y es una profesional excelente, pero en esa oportunidad, con cerca de 50 grados centígrados, ella se desvaneció y nos tocó quitarle parte de la ropa en la cancha y bañarla con agua fría y hielo, ante lo cual respondió inmediatamente, pero la situación fue incómoda, tanto que pudo terminar ese partido, pero no jugamos el de dobles ante Canadá por el calor tan fuerte que había”.


A la hora de la verdad las condiciones para jugar en este tipo de climas son iguales para todas y cada jugadora corre el mismo riesgo y tal vez “Cata”, como se le conoce en el mundo del tenis, no estuvo bien hidratada ese día o algún alimento le cayó mal a su organismo, ante lo cual vale citar nuevamente a Ramírez, una voz autorizada que indica lo que se debe hacer para prevenir estas situaciones.


“Cuando se juega en este tipo de temperatura hay que tener en cuenta aspectos básicos como una excelente hidratación y reposo, comidas balanceadas, mucha hidroterapia, electroterapia y demasiados masajes, para evitar que suceda lo que nos aconteció en esa oportunidad”.


Ante este panorama y con estos cuidados empezarán las colombianas su serie hoy ante Bahamas, mañana jugarán ante Ecuador y el viernes frente a Brasil. De avanzar, Mariana Duque, Catalina Castaño, María Herazo y Paula Pérez jugarán el sábado ante el equipo ganador del grupo de Paraguay, Venezuela y México.     



¿Qué dice la reglamentación?

Consultado sobre lo que se debe hacer en estas situaciones, Esteban Jiménez, juez colombiano y broche de plata en la categoría jefe de jueces, le comentó al Periódico EL MUNDO lo siguiente: “Hay una regla respecto a la temperatura y obviamente busca el bienestar de los tenistas. La regla se aplica solo con las mujeres, no con los hombres, así se haya visto en el reciente Abierto de Australia, en donde el calor fue muy intenso y llevó a parar los partidos de la rama masculina también. Lo que se hace es dar un descanso antes del set final, son diez minutos de descanso, el cual se autoriza tras medir la humedad, la temperatura y la sensación térmica en la cancha con los aparatos pertinentes y funciona básicamente con las mujeres, porque se considera que fisiológicamente el hombre responde más a altas temperaturas y a un esfuerzo de estas características”.