Gente

The bustle has arrived
Llega el trote
Autor: Carmen Vásquez
3 de Febrero de 2014


Febrero, segundo del año, es el que pone la plomada de la seriedad y el que nos aterriza a la realidad de saber que las vacaciones terminaron.

Febrero, segundo del año, es el que pone la plomada de la seriedad y el que nos aterriza a la realidad de saber que las vacaciones terminaron. El prenderle una vela a la Santísima Virgen de la Candelaria puede ser un piadoso oficio en toda esta semana. Un mes de 28 sin puentes y con todos los cambios a poner en práctica. Este es el mes de los periodistas, celebración clásica e inamovible domingo 9. Medellín es la única ciudad en el país que tiene una “Llama eterna” por aquellos periodistas a quienes mi Dios llamó a que hicieran parte de su equipo de comunicaciones. Febrero es hasta el 15, un mes para que los aficionados a los toros se den el gusto de cambiar hasta el menú de su cocina y de soltar un poco la imaginación a un vestuario que incluye sombrero, abanico, bota. Otros días para celebrar en este mes, el 14 día de San Valentín, con flores y chocolates y el 20 día de los fotógrafos y camarógrafos y si no fuera por ellos el registro de la historia no sería completo. No solo de letras vive el hombre y este es el tiempo de la imagen.


O trotar, o galopar o llevar paso fino, el caso es que desde el viernes de la semana pasada entramos al “Año del Caballo”, según el signo del zodíaco chino. Caballo de madera, por lo que hay que tener mucho cuidado ya que el caballo en sí es fuego... Nos sorprendimos estos días con las noticias de dos incendios: el de la cárcel de Barranquilla y el de la casa del maestro Botero. El caballo llega al trote.


Tradicionalmente el Hotel Belfort en este tiempo de toros, es el único que inaugura el año con la exquisita Temporada de paellas y vinos españoles. El chef, don José Guevara, es el maestro de la paella de calamares o paella que llaman negra, por aquello de la tinta del calamar. Esta es una de las invitaciones que nadie se pierde. Lleno total el comedor Orvietto.


Sería una buena idea que los miembros del “Tour Gastronómico” por esta época de temporada taurina, hicieran el llamado a un concurso de la mejor paella. ¿Y a todas estas una pregunta, qué pasó con el entusiasmo de la Calle de la Buena Mesa?


A la ciudad que fueres haz lo que vieres. Esto lo cumplió al pie de la letra la ministra de Cultura, Mariana Garcés, quien se gozó los Carnavales de San Juan de Pasto, en blanco y negro.