Gente

“Bulls to life”
Toros a vida
Autor: Carmen Vásquez
2 de Febrero de 2014

Carmen Vásquez


cvasquez@elmundo.com


Nuestro título de hoy corresponde a un término que antes se usaba en cuanto a novilladas se refería.  El diccionario de la Tauromaquia nos enseña que: es una corrida en que se lidian novillos, estos de menos edad que los toros de corrida y que los encargados de lidiarlos son novilleros, matadores que no han tomado la alternativa. Pero en una época a estos novillos no se les daba muerte. De ahí la denominación “toros a vida”.


Estos chicos novilleros han inspirado a buenos autores que de ellos han hecho un poema o una canción. Hoy en nuestra plaza taurina, la Virgen de la Macarena le sede su manto de protección a la Virgen de La Candelaria por celebrarse hoy su día. Para Candelaria, patrona de esta villa paisa, se deben prender las velas de ruego porque todo salga bien.


Estos chicos novilleros se duermen cada noche a soñar con su alternativa y para ello exponen su pecho de valentía, sus piernas ágiles se plantan a citar en armonía y sus manos vuelan como palomas al cielo por la dicha de un trofeo. El llegar al redondel es todo un camino de lágrimas, angustias, hambre, nervios, traiciones, esperas, ruegos, soledades, cansancio que les toca vivir para por fin vestir de luces. Aquí en nuestro país les toca más duro que en España. Las oportunidades de torear en el campo son escasas, pero ellos no dejan de soñar. Hoy vale la pena alentar esos sueños asistiendo a nuestra novillada del domingo.