Economía

Decree to formalize taxi drivers would be ready in February
En febrero estaría listo decreto para formalizar taxistas
Autor: Katherine Giraldo Zuluaga
28 de Enero de 2014


Al decreto le resta recibir los últimos comentarios para iniciar su redacción final en conjunto con los ministerios de Trabajo y de Transporte.


Foto: Archivo El Mundo 

En el sector de taxis intervienen tres actores: los conductores, los propietarios y las empresas.

El Ministerio de Trabajo tendría en febrero el decreto que formalizará a los taxistas del país y les permitirá a estos trabajadores gozar de las prestaciones de ley, estar amparados por riesgos laborales, vinculados por las empresas o cotizando de manera independiente.


Precisamente, en el país hay cerca de 480.000 vehículos, lo cual da en promedio 800.000 conductores que hoy en la práctica no están vinculados a la seguridad social.


Así lo explicó el viceministro de Empleo y Pensiones, Juan Carlos Cortés, quien aseguró que el decreto contempla el reconocimiento de los derechos laborales y lograr una suficiencia en tarifas de las carreras y en las liquidaciones a los propietarios. 


Según Fabián Quintero, presidente del Conjunto Empresarial Tax Individual, en las últimas reuniones con el Ministerio de Transporte se dejó presente que el propósito de la reglamentación “es favorable” y que el país necesita la seguridad social para los taxistas. 


“Es de resaltar que Medellín es ejemplo en el ámbito nacional en el manejo de la seguridad social de los conductores de taxi”, precisó el líder del gremio.


Desde hace cinco meses se está trabajando en el decreto con las asociaciones de taxistas, propietarios de vehículos, voceros de organizaciones del gremio y los ministerios de Transporte y Trabajo.


En la última reunión sostenida el 23 de enero, los taxistas solicitaron que los dineros destinados al pago de la seguridad social de los conductores de taxi que deben ser provisionados en las empresas, cuenten con mecanismos de protección que eviten el embargo de los mismos.  


Juan Carlos Cortés aseguró que el decreto se está estructurando en dos momentos: el primero, lo ideal es que a partir de su expedición se adopten medidas inmediatas para que todos los conductores estén cubiertos en seguridad social y el segundo,  implica migrar hacia la vinculación laboral de los taxistas, a través de acuerdos de formalización, en los que el empleador se acerca al Ministerio para que haya un compromiso de vincular a los trabajadores durante un tiempo razonable. 


Después de que el decreto se firme se hará una socialización de tres meses en todo el país, luego serán seis meses para que las empresas puedan celebrar los acuerdos de formalización y por último se dará un plazo de 24 meses para las compañías de las grandes ciudades y 36 meses para las de las poblaciones intermedias y menores.



Tarjeta de Control

La Tarjeta de Control, en pocas palabras, se convertirá en una herramienta complementaria para el proyecto de formalización. 


 Es un mecanismo de carácter privado que permite identificar al vehículo y a la persona que lo conduce y es un requisito para prestar el servicio de taxi,  según el viceministro de Empleo y Pensiones, Juan Carlos Cortés.  


La expedición de dicha tarjeta le corresponde a las empresas y garantizará que tendrá la información actualizada de manera mensual para que los ciudadanos puedan conocer, a través de la virtualidad, los datos del conductor del vehículo para garantizar condiciones de seguridad.


Al ser renovada por la empresa, deberá asegurar que ese trabajador sí tiene la cobertura a las prestaciones sociales que exige la ley.