Mundo deportivo

The neighbors ruled
Mandaron los vecinos
27 de Enero de 2014


La cuarta versión del Festival de Festivales de la Corporación Deportiva Los Paisitas culminó ayer con las finales del Babyciclismo, evento que evidenció el poderío de los ciclistas de los municipios cercanos a la "Bella Villa".


Foto: Cortesía 

Grito de gloria. Momento en el que el joven ciclista Jairo Montoya cruza la meta como ganador de su categoría. La gente aplaudió su esfuerzo y su entrenador lo cargó en hombros y se fue a celebrar esta gesta deportiva, la cual seguramente marcará su niñez.

Redacción 


Bicicletas por montones. Niños felices soñando ser los Nairo Quintana o Rigoberto Urán del futuro. Padres más ansiosos que muchacho de once haciendo las pruebas del Icfes y barras de familias brindando el último aliento a quien desfallecía en la travesía. 


Con ese colorido se celebró ayer la última jornada del Babyciclismo, en el que los anfitriones dieron paso a los niños de los municipios cercanos para que celebraran en la “Bella Villa” sus primeros logros como ciclistas.


Desde “El Pueblo Más Hermoso de Antioquia”, del “Municipio Mejor Trazado”, del “Pueblo de las Plazas” y de la “Ciudad Hospitalaria” salieron los cuatro ganadores de ayer, quienes celebraron al lado de grandes héroes del pedal como Martín Emilio “Cochise” Rodríguez.   


Para que usted se ubique le contamos, respectivamente, que la jericoana Kelly Sofía Naranjo se impuso en la categoría Damas Escolares; que la cejeña María Camila Atahualpa lo hizo en Damas Preinfantil; que el granadino Daniel Giraldo fue el primero en cruzar la meta en Varones Escolares y que el taraceño Jairo Orlando Montoya fue el feliz ganador en Varones Preinfantil.


Todos ellos rodaron en el circuito de ruta que dispuso la Corporación Los Paisitas, la cual tuvo un trazado de 10,5 y 21 kilómetros (para los mayorcitos), alrededor de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot, en una jornada, que al igual que la del sábado (contrarreloj), no tuvo a ningún ciclista medellinense en el podio.


Otra curiosidad que presentó este certamen fue ver el amor de los padres y familiares para que los chicos hagan deporte, como les sucedió a Sofía Sañudo y su hermano Santiago, quienes motivados por su abuelo Fernando y por la fiebre y expectativa que generaron los festivales, viajaron desde Bogotá el viernes anterior con el fin de hacer parte de esta fiesta deportiva y no se la perdieron por más que llegaron sobre la hora.


“Nos pidieron que los dejáramos participar, así no se hubieran inscrito antes, y por supuesto los aceptamos y les permitimos competir”, dijo Davis Zapata, de la Oficina de Comunicaciones de la Corporación Los Paisitas.


Así mismo, Zapata aseguró que el balance que dejan los festivales es positivo y que estas pequeñas olimpiadas culminarán con “la entrega de los 1.500 kits escolares que serán entregados a instituciones de bajos recursos, las cuales estamos analizando y daremos a conocer en los próximos días”.