Economía

Cronograma de Autopistas tendría retrasos
Autor: Duván Vásquez
24 de Enero de 2014


A pesar de que Infraestructura para la Competitividad advirtió que las vigencias futuras restantes del megaproyecto vial en Antioquia deberían comprometerse antes de terminar el 2013 para evitar demoras en los procesos, hasta hoy no se han destinado


El Gobierno Nacional anunció que la próxima semana se generarían las condiciones para la aprobación del Consejo Superior de Política Fiscal y Económica (Confis) por los $530.000 millones restantes para continuación de los procesos licitatorios de Autopistas para la Prosperidad.


Así lo confirmó la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez Correa, quien estuvo ayer en Medellín y dijo que “el cronograma está listo, están los precalificados, está la apertura. Para la otra semana ya se va a tener el Confis de acuerdo con los procedimientos que hay que hacer”.


Sin embargo, el 16 de diciembre el gerente del megaproyecto vial, Federico Restrepo, aseguró que el Confis, con las vigencias futuras, se tendría que haber generado el 18 de diciembre para continuar con el orden establecido en el cronograma, que indicaba que a mediados del mes de enero de 2014 se estarían colgando los pre-pliegos para las concesiones que no habían salido a precalificación como Vía al Mar 1, Vía al Mar 2 y Vía al Magdalena 1 y en febrero se abriría oficialmente el proceso de licitación.


En cambio, al final del mes de julio de 2013, ya se habían escogido al azar los diez proponentes por tramo de las concesiones Norte, Magdalena 2, Pacífico 1, Pacífico 2 y Pacífico 3, que tuvieron una audiencia pública.


Por eso, en el mes de septiembre se generó un Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) que comprometió $23,2 billones para la construcción, operación y mantenimiento de las concesiones viales durante los próximos quince años. Sin embargo, quedaron pendientes unos recursos que serían destinados por el Confis para la variante del Túnel del Toyo.


“Pues no se ha generado. Estamos esperando que desde el Ministerio de Hacienda hagan ese llamado, pero entendemos  que en los próximos días se va a citar”, aseguró Federico Restrepo, gerente de Autopistas para la Prosperidad.


En ese sentido, el funcionario reconoció ayer que cuando hay obras tan grandes como las Autopistas, en Antioquia, es posible que haya hasta un mes de postergación en los procesos, por eso “no se puede hablar de retraso, eso es parte del curso normal de una obra de esta envergadura”.


Una comitiva del Ministerio de Transporte y de la Gobernación Departamental hizo ayer un recorrido por la Autopista de Occidente hasta el Urabá para conocer el estado de las obras viales que se construyen en Antioquia.



Autopistas blindadas

Unos de los socios que conforman el Grupo Unidos por el Canal (Gupc), consorcio que se adjudicó la ampliación  del Canal de Panamá, pero que han tenido inconvenientes para la ejecución de las obras por unos presuntos sobrecostos de US$1.600 millones, son la española Sacyr y la italiana Impregilo, que también participan en las licitaciones por Autopistas para la Prosperidad.


Al respecto, el gerente del megaproyecto vial en Antioquia, Federico Restrepo, indicó que esas firmas no presentan inconveniente alguno y “las cosas van normales”.


En ese sentido, el funcionario aseguró que el diseño de las Autopistas está bien concebido ante cualquier tipo de riesgo. “No genera desconfianza, porque en este tema de la Cuarta Generación de Concesiones y todo el marco jurídico y normativo que hay en Colombia tiene muchos blindajes por si ocurren problemas de esa naturaleza”.


Sin embargo, Restrepo advirtió que todos los contratos son susceptibles de tener reclamos porque al fin y al cabo, los presupuestos son eso, algo que se ha presupuestado y que parte de unos diseños. 


“Aquí la confianza que tenemos es que los diseños están muy bien realizados frente a los presupuestos y creemos que ese tipo de situaciones no van a ocurrir. Ahora, en el caso particular de las concesiones en Colombia, la responsabilidad de lo diseños en detalle son de cada uno de los contratistas y concesionarios y por eso es una concesión muy distinta  a lo que se tiene en Panamá”, aseveró el gerente.