Columnistas

No solo los nombres llevan mayúscula
17 de Enero de 2014


En la escuela aprendí que se escriben con mayúscula los nombres propios, Pedro, Juan, Camilo… Y las palabras después de punto o la primera de un texto.

1

Juan David Villa


Juanda0812@gmail.com


https://www.facebook.com/groups/lamalaortografia/


En la escuela aprendí que se escriben con mayúscula los nombres propios, Pedro, Juan, Camilo… Y las palabras después de punto o la primera de un texto. Pero uno se sorprende, bueno, yo me sorprendí, cuando descubrí que no es tan sencillo, que otras palabras en ciertos contextos necesitan una mayúscula. Los invito a leer las cuatro frases que siguen, con sus respectivos intentos de explicación:


“El Papa Francisco anunció este domingo durante el rezo del Angelus en la Plaza de San Pedro…”.


Los nombres de los cargos siempre se escriben con minúscula, esté o no en la frase el nombre de quien lo desempeña. Es, por lo tanto, “el papa Francisco” o “el papa anunció la creación de nuevos cardenales”. No obstante, si por respeto alguien quiere escribir Papa, Presidente, Alcalde… puede hacerlo, pero sería una razón extralingüística, es decir, que no tiene que ver con las normas del idioma, sino con “obligaciones” que nos impone nuestra carga cultural, me explico: en un mundo católico puede considerarse un irrespeto – es la información cultural que recibimos- escribir papa y no Papa. Pero, repito, pensando solo en la ortografía, se escribe con minúscula. 


La segunda palabra señalada en la cita es ángelus, que en aquella tiene mayúscula y no tiene tilde. Las oraciones se escriben con minúscula: padrenuestro, avemaría, magníficat… El ángelus es una oración, así que debió escribirse con minúscula, y con tilde en la “a”. Me permito hacer una salvedad: hay una oración muy conocida, creo, que se llama Yo pecador, su título debe escribirse con mayúscula inicial porque es un fragmento de la misma: “Yo pecador me confieso ante Dios todo poderoso”, como ven, su título es una parte del texto de la oración.  


“… Su libro El ser y el tiempo forma parte del canon occidental…”. 


La mayúscula está bien, la primera palabra de los títulos de libros se escriben con mayúscula, la primera. Y siempre en cursiva para que el lector sepa hasta dónde va el título. No se escriben entre comillas. 


“… el Estado vuelve a asumir un papel activo de rector, ordenador y controlador de la salud, algo que había abandonado con la Ley 100”. 


La ley 100 se llama  Ley 100 del 23 de diciembre de 1993, por la cual se Crea el Sistema de Seguridad Social Integral y se Dictan otras Disposiciones. Es muy importante diferenciar el nombre que le da el Congreso, el oficial, del que usan los medios para que los lectores entiendan y para ahorrar espacio o tiempo. Si se escribe el corto, ley 100, va con minúscula, si se escribe el oficial, se escriben todas las palabras significativas con mayúscula (espero que leyendo el nombre completo de la ley 100, tal como lo escribí, me entiendan qué es “palabra significativa”). Ahora bien, si el título es muy largo, solo la palabra ley se escribe con mayúscula. ¿Desde cuántas palabras se considera largo? Bueno, eso lo decide el escritor a ojo, digo yo. 


“Pero en Colombia parece que la Justicia nunca 


funciona…”. 


No he podido entender por qué los medios de comunicación escritos de nuestro terruño, al menos los que leo, escriben justicia con mayúscula. La palabra justicia es un nombre común, debe escribirse con minúscula. De lo contrario, tendríamos que escribir con mayúscula palabras como amor, amistad, fe… Por justicia. 


Pregunta


Camilo Eusse: ¿Cuándo se tilda la palabra aun?


La palabra “aún” se tilda cuando significa lo mismo que “todavía” (un sentido temporal). “Pedro aún te ama”. O, en locuciones como “más aún”, “peor aún” y otras.


Y no se tilda jamás cuando equivale a: hasta, también, ni siquiera, aunque, a pesar de. 


Ejemplos: “Estaré aquí, aun si no me amas”. (Aunque no lo amen).


“Todos vinieron, aun los que no invitamos”. (Es decir, hasta/también/incluso los que no fueron invitados).




Comentarios
1
carlos
2014/01/17 05:58:16 pm
Con respecto al comentario del Yo pecador, también hay que decir lo mismo del Padrenuestro...que estás en los cielos y quizás del Avemaría que en latin es Avemaria dominus tecum