Economía

Lengthy discussion of the PIC (Coffee growers’ Income Protection)
Prolongada discusión del PIC cafetero
Autor: Duván Vásquez
16 de Enero de 2014


Después de los actos de corrupción y fraude que se habían generado con la entrega de los subsidios cafeteros, el Ejecutivo respaldó su entrega en este nuevo año pero con modificaciones para proteger los recursos.


Foto: Cortesía 

Por cada carga vendida por el cafetero se le entregó $165.000 como subsidio.

El cierre de esta edición, la reunión entre los representantes del Gobierno Nacional y de la Federación Nacional de Cafeteros no había generado algún resultado definitivo sobre el mecanismo de entrega de los subsidios por la venta de la producción cafetera en este 2014.


Sin embargo, el mismo gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, había anticipado que con el nuevo mecanismo de entrega del subsidio cafetero, que cuenta con $1 billón este año, sería con pagos escalonados y no a contraentrega como se venía aplicando. Es decir, que ya no habría pago directo como se había acordado con los movimientos campesinos que propiciaron las protestas el año pasado.


 En ese sentido, se podría generar también pagos anticipados que servirían, según el dirigente gremial, para que los productores puedan invertir y cubrir los costos de la producción mientras se logra la cosecha.


Por otro lado, el representante del Comité Departamental de Cafeteros de Antioquia, José Eliécer Sierra Tejada, manifestó que una de las propuestas que se ha tenido en la baraja, es la de diferenciar la capacidad de producción  de los caficultores.


“Hemos propuesto que sea por productividad, donde  haya cobertura para todo el caficultor, donde se procure en que no se va a castigar con el subsidio y donde se distribuya bien ese $1 billón que está ofreciendo el Gobierno Nacional”, dijo Sierra Tejada.


En eso coincide Víctor Correa Vélez, vocero de Dignidad Cafetera. Sin embargo, el líder campesino criticó la ausencia de su movimiento en las discusiones de los subsidios para el sector.


“Los recursos asignados para este año se consiguieron en el paro nacional en el acta firmada en Neiva”, manifestó Correa Vélez.


Vendieron a pérdidas


Los productores del país, en este comienzo de 2014, vendieron a pérdida cerca de la mitad del valor de la producción, porque el negocio se hizo en promedio a $400.000 por la carga de café, a falta del PIC que fue suspendido temporalmente al cierre del año pasado.


De acuerdo con los cálculos de la Federación Nacional de Cafeteros, el costo de producción de una carga de café le cuesta al campesino unos $700.000, lo que significa que en estos primeros días de enero en el que los subsidios cafeteros del Gobierno Nacional no se estuvieron entregando, los caficultores que vendieron sin el PIC perdieron cerca del 42,8 % del total de lo producido.


Por esa razón, con el nuevo esquema de entrega de los auxilios al café, el presidente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, confirmó que el subsidio será retroactivo para quienes ya hicieron sus primeras ventas sin el mecanismo. Esto se debe a que el planteamiento del PIC “permitiría, incluso, pagos anticipados del subsidio, pues no dependerá de la entrega del grano sino que se pagaría en forma periódica, por montos establecidos”.


Propuesta sin aceptación


El Ministerio de Hacienda y Crédito Público había propuesto que el PIC se entregara por hectárea de café cultivada, lo que sería $1’200.000. Sin embargo, la iniciativa no fue bien vista por los comités de Cafeteros del país.


“Eso afectaría la productividad, porque solo se reconocería unas siete cargas por hectárea, cuando hay campesinos que producen cerca de 25 cargas por cada hectárea”, manifestó Sierra Tejada.


Blindaron el café


En el mes de octubre, los distintos comités de Cafeteros del país denunciaron que había personas que estaban cobrando de manera fraudulenta los subsidios cafeteros, a través de facturas falsas que se entregaban sin haber una transacción real de café.


De acuerdo con la Federación de Cafeteros, unas 97.320 facturas fueron sospechosas porque excedían la producción teórica del café del país. Sin embargo, ya se habían entregado unos $5.000 millones y pusieron en riesgo cerca de $20.000 millones de recursos.


Por esa razón, el Gobierno determinó que el trámite del PIC solo se podría hacer con operadores del recurso que se inscribieran con la Federación Nacional de Cafeteros, con la presentación de los registros de existencias, lo que los autoriza para expedir facturas o documentos equivalentes para el reclamo del subsidio.



Nuevos cafetales

La Federación Nacional de Cafeteros reportó que, al cierre del 2013, Colombia tenía 772.000 hectáreas de más de dos años, es decir, en edad productiva, que generaron un rendimiento en promedio de 14,1 sacos de café verde (60 kilos), cifra que se compara con los 11,1 sacos por hectárea productiva del año 2012, o que significó un aumento del 27 % en la productividad cafetera.


A raíz de la llamada ola invernal, el país inició un proceso de reconversión productiva de las plantaciones de café que ha implicado la renovación de más de 2.800 millones de árboles desde el año 2008, lo que significó una reducción de la edad promedio de los cafetales de más de doce a ocho años, cifra más cercana al óptimo de los ciclos productivos del café.


Paralelamente la densidad de las plantaciones aumentó en 8 %, optimizando así el uso de las fincas por parte de los productores grandes y pequeños. Desde la perspectiva de la sanidad vegetal, la infección por roya se redujo del 33 % al 4 % y la infestación de broca del 8 % al 2 %. Así mismo, la proporción de cafetales resistentes a la roya y mejor preparados para el cambio climático se dobló, subiendo del 30 % al 60 % del total de las plantaciones.




Producción anual cafetera

A pesar de los paros y la caída de los precios, el año anterior dejó importantes réditos para el sector. Según la Federación Nacional de Cafeteros, la producción de café en el país durante el año 2013 creció un 41 % en relación con el 2012. Además, las exportaciones aumentaron un 35 % en el mismo periodo analizado.


De acuerdo con la institución,  la producción del grano entre enero y diciembre del año pasado fue de 10’886.000 sacos de 60 kilogramos, mientras que en 2012, la cifra fue de 7’744.000 y las ventas externas del grano fueron de 9’680.000 sacos, a diferencia de los 7’169.000 sacos exportados el año anterior a 2013.


Por esa razón, el gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, señaló que “la recuperación de la productividad es sin duda el más significativo, pues la mayor productividad contribuye a recuperar la competitividad”.