Fútbol en el Mundo

What will happen to Jackson?
¿Qué será de Jackson?
24 de Diciembre de 2013


El futuro del delantero colombiano Jackson Martínez sigue estando ligado al Porto de Portugal, pero cada mitad de año alzan vuelo los rumores de un posible traspaso suyo a un equipo grande de Europa. Por el momento el jugador guarda silencio.


Redacción y agencias 


El delantero colombiano Jackson Martínez confesó que su renovación con el Oporto está “parada” y afirmó no sentir “necesidad” de hablar sobre ella.


Antes de embarcar en el aeropuerto Sá Carneiro, el internacional colombiano, de 27 años, aclaró, no obstante, que tiene un contrato con el Oporto que ha de “respetar”.


El máximo goleador de la pasada temporada en Portugal tiene una cláusula de 40 millones de euros y contrato hasta el 2016.


En Portugal se especuló con que el Oporto y el jugador chocoano habían conversado en el último trimestre para prolongar en dos años el contrato, hasta 2018, con un aumento de la cláusula hasta los 60 millones.


El actual segundo mejor anotador de la Liga lusa (doce goles, uno menos que su compatriota del Sporting de Lisboa, Freddy Montero), aseguró no sentir “presión extraordinaria” por ser uno de los futbolistas más cotizados de la Liga portuguesa.


El ariete (1,85 metros y 85 kilos) asumió que ser objeto de deseo de varios colosos europeos es antes una “motivación extraordinaria”.


Rumores van y vienen


Desde el año anterior, tras sus buenas actuaciones en la liga portuguesa, Martínez ha sonado para cuanto equipo hay. En un momento fue para el Borussia Dortmund, que se veía necesitado de delantero, tras la ida (frustrada) de Robert Lewandowski; luego sonó para el Chelsea, al que le faltaba gol en su parte ofensiva en la que Fernando Torres y compañía no producían lo que se esperaba.


También hubo rumores por parte del Bayern de Múnich; del Real Madrid, que no estaba contento con el momento de Benzema; del Atlético de Madrid, que buscaba goleador tras la ida de Falcao y finalmente del Barcelona, esta última opción un poco menos fuerte debido a la estructura de juego que emplea el elenco catalán, que juega sin un nueve definido.    


Lo cierto es que el club portugués sabe que bastará poco tiempo para hacer otra súper transacción en el balompié del “Viejo Continente” y por eso quiere asegurar una buena tajada en su próximo negocio, pues lo más cierto es que “Cha-cha-cha” llegue a otro grande de Europa.