Mundo deportivo

William, un polista modelo
18 de Diciembre de 2013


Con el aporte de William, la Selección Antioquia Sub 18 de Polo acuático reconquistó hace dos semanas el título perdido en diciembre de 2011 contra Valle.



William Moncada, quien demuestra su talento dentro y fuera del agua, está próximo a cumplir 19 años. En el pasado Nacional fue figura al anotar trece goles.

Conceptúa el Diccionario de la Real Academia Española que modelo significa “arquetipo o punto de referencia para imitarlo o reproducirlo”. Igualmente que “en las obras de ingenio y en las acciones morales, es ejemplar que por su perfección se debe seguir e imitar”. Del mismo modo, “persona de buena figura que en las tiendas de modas se pone los vestidos, trajes y otras prendas para que las vean los clientes”. Y en el polista del agua William Moncada Jaramillo son permitidos todos esos significados.


Sus recuerdos son vagos a la hora de evocar sus primeros contactos con una piscina. “Recuerdo que mi papá y mi mamá me llevaban para clases en las piscinas de la Liga. Comencé probando con natación carreras en el estilo pecho, pero me parecieron muy monótonas esas pruebas y decidí abandonarlas y meterme en un deporte que me llamaba a gritos: el polo acuático”, rememora el joven polista.


De esa decisión han transcurrido casi seis años y no se ha arrepentido. “Con el polo llegué a las Selecciones Antioquia Sub 13, 15 y 17. Igualmente, con la de mayores en la Liga Nacional y con la Sub 18, actual campeona de esta categoría. Además estuve con Colombia en el Suramericano que se realizó en Copacabana hace dos años, certamen en el que fuimos campeones”, recuerda lleno de orgullo el buen boya antioqueño.


Es que el hijo menor de William y Maite es un modelo a seguir y a imitar. “Como deportista es una persona íntegra, con grandes valores, que ejerce un gran liderazgo entre los demás muchachos del equipo”, comenta Nelson Hernández, director técnico de la Selección Antioquia Sub 18.


No desaprovecha el tiempo


Otra faceta posee el talentoso jugador antioqueño, el modelaje: “Esto de modelar también me gusta, pero lo he tenido abandonado por cuestiones de estudio en los Estados Unidos o por mi deporte. Empecé en una agencia por recomendación de un amigo que también es modelo y me fui quedando. De hecho trabajo en este bello mundo”, expresa tímidamente el joven habitante del barrio Calasanz, de Medellín. 


El polista tiene metas claras para 2014: “Quiero irme para los Estados Unidos a estudiar psicología deportiva”, dice William, quien con 1,88 m de estatura hace un polo de altura y de gran capacidad técnica. 


Así, William sueña con las ilusiones que tiene un joven de transformar el mundo con sus grandes valores que lo convierten en un polista modelo.