Economía

Way cleared for urban tolls
Vía libre para peajes urbanos
Autor: Johana Ramírez Gil
17 de Diciembre de 2013


La congestión y la contaminación excesiva, asociada a vehículos motorizados, impone altos sobrecostos en materia de salud, los cuales fueron estimados en 0,8 del Producto Interno Bruto del país, según el decreto.


El Ministerio de Transporte emitió el Decreto 2883, del 11 de diciembre de 2013, que reglamenta la instalación de peajes urbanos en los municipios con poblaciones mayores a 300.000 habitantes.


Según el viceministro de Transporte,  Nicolás Estupiñán, “los alcaldes y secretarios de Tránsito podrán establecer unas áreas en el perímetro urbano en las cuales se permite el cobro, ya sea por congestión  o por  contaminación”.


Los proyectos técnicos de cada ciudad deben presentarse ante el Ministerio de Transporte, entidad que se encargará de hacer un acompañamiento para garantizar que este impuesto no vaya en contravía de la política de movilidad urbana. 


“Será una fuente de financiamiento adicional que permitirá proteger los centros urbanos de la congestión. Además, los recursos se van a reinvertir en la misma zona”, precisó el viceministro de Transporte.


Con este decreto, al menos 20 ciudades del país podrían implementar peajes urbanos, entre ellas, Medellín, Cali, Cúcuta, Pereira, Soacha, Ibagué, Manizales y  Bogotá.  


Al respecto, el gremio del sector automotriz y de autopartes respaldó la implementación de peajes urbanos en el país, propuso la creación de un carril lento para quienes no quieran pagar el peaje  y negaron que el decreto desestimule la venta de vehículos que en noviembre tuvo un crecimiento del 2,48 %, según Fenalco. 


De acuerdo con Tulio Zuloaga, presidente de Asopartes, lo importante es que el dinero de los peajes se invierta en las vías, rurales y urbanas, que están en muy mal estado. “Cuando vemos peajes costosos pero con buenas calles y carreteras, los pagamos y el que compre un vehículo debe tener para pagar un peaje”. 


Precisamente, el incremento del porcentaje de la población total del país que reside en áreas urbanas en el periodo comprendido entre 1960 y 2010 pasó de 45 % al 75 %, como consecuencia de la transformación urbana y demográfica, según datos de las Naciones Unidas que cita el decreto. 


Además, el país viene presentando un crecimiento del índice de motorización y un aumento acelerado del número total de unidades del parque automotor terrestre, el cual se triplicó en  un periodo de doce años, pasando de 3 millones de unidades en 2000 a 9 millones en 2012. 


Rechazo de transportadores


Luis Orlando Ramírez, director Ejecutivo de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC), catalogó como “una salida en falso” el decreto pues “se está abusando de los peajes para desarrollar la infraestructura que de por sí es muy débil en el país. El problema es que nosotros hemos pagado en las vías rurales y ahora pensar en peajes urbanos es un atentado más del Gobierno contra la competitividad y la rentabilidad del sector transportador de carga”. 


“De cada $100, nos gastamos $20 en peajes y $34 en combustibles, eso quiere decir que solo estos dos rubros, se llevan el 54 % de nuestra producción (...) Uno lo vería bien si las condiciones en las vías corresponden a los pagos que se hacen en los peajes, pero no es así. A veces pagamos hasta $400.000 en una ruta, en medio de dificultades por la  movilidad. No justifica pagar tanta plata”, aseguró el líder de los transportadores de carga. 


Así mismo, Miguel Restrepo, representante del gremio de taxistas de Medellín, aseguró que  los conductores están trabajando para “pagar la gasolina y los peajes. Esto significa que le damos más plata al Gobierno, con peajes de polo a polo. Bastante costoso es el que tenemos en Las Palmas, para ir al aeropuerto. Estamos prácticamente aguantando hambre”.



Autopistas, pionera

Todos los peajes de Autopistas para la Prosperidad, uno de los proyectos de infraestructura vial de Cuarta Generación más importante del país, contarán con cobro electrónico, así como se ha implementado en las vías de Chile y Argentina. 


Según Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), los peajes electrónicos representan un gran avance, pues Colombia es uno de los pocos países de la región que aún no implementa este sistema. 


Andrade propuso que la migración se adelante de manera gradual, brindando inicialmente la oportunidad a las personas de que escojan si quieren ir por el carril automático o pagar con los billetes en las casetas.




Peajes electrónicos

Ya está en marcha el Decreto 2846 del 2013 del Ministerio de Transporte  que establece estándares de tecnología para el Sistema de Recaudo Electrónico Vehicular (REV), el cual sería el mecanismo de cobro de los peajes urbanos.


Así las cosas, los vehículos tendrán una tarjeta digital que, según la experiencia de otros países, se ubica en el parabrisas del automotor. 


Cuando pasa por el punto de peaje, el conductor no tendrá que reducir la velocidad para pagar en efectivo, sino que se emitirá una radiofrecuencia que cargará el cobro del peaje en su cuenta y posteriormente recibirá la factura. 


“Mejorar la operación, la gestión, la seguridad del transporte y tránsito (...) y ahorro de tiempo durante el viaje al evitar las engorrosas filas en los peajes”, son algunos de los propósitos de este decreto, firmado por la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez. 


Incluso, los estudios técnicos estiman que en el trayecto entre Bogotá y Santa Marta habría un ahorro de dos horas y media.


En ese sentido, Luis Orlando Ramírez, director Ejecutivo de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC), respaldó la iniciativa al considerar que mientras la tecnología facilite la movilidad, “el sector está dispuesto a acogerse”.