Nacional

Office of the Attorney General would investigate action against Petro
Fiscalía investigaría actuación contra Petro
12 de Diciembre de 2013


En un procedimiento judicial se recolectaron las pruebas que sirvieron para sancionar al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.


Foto: EFE 

Gustavo Petro convocó a sus seguidores a manifestarse de forma pacífica contra la sanción que le impuso la Procuraduría.

EFE


El fiscal General, Eduardo Montealegre, arremetió contra el esquema que rige actualmente el funcionamiento de la Procuraduría al tiempo que ordenó una inspección judicial a ese organismo para recolectar las pruebas que sirvieron para sancionar al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, con 15 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos.


Montealegre explicó que pidió al vicefiscal Jorge Perdomo, “trabajar intensamente en el caso, ordenar nuevas pruebas y verificar la decisión del procurador General (Alejandro Ordóñez)”.


Estas, explicó Montealegre, serán evaluadas y podrían utilizarse dentro del proceso penal que se adelanta contra el mandatario por las presuntas irregularidades cometidas en el cambio del sistema de recolección de basuras de la capital. 


El ministro de Justicia, Alfonso Gómez, descartó que haya un enfrentamiento entre la Fiscalía y la Procuraduría y advirtió que Montealegre tiene facultades constitucionales para investigar la acción de la Procuraduría al destituir e inhabilitar al alcalde de Bogotá.


“El fiscal ordenó iniciar una diligencia de inspección judicial a la Procuraduría porque hasta donde entiendo hubo una denuncia ante el fiscal por este episodio (la sanción a Petro)”, afirmó Gómez Méndez.


Críticas


Pero Montealegre no se limitó a la diligencia judicial, sino que cuestionó el esquema que rige al Ministerio Público al afirmar que la Procuraduría tiene un modelo “inquisitivo, medieval y carente de garantías para quienes son investigados en materia disciplinaria”.


Resaltó que “no puede ser que un mismo funcionario sea quien ponga una sanción, y él mismo sea la segunda instancia”, en alusión a las competencias del procurador, quien es el encargado del control disciplinario de los funcionarios públicos.


Al calificar la Procuraduría como un organismo no garantista, Montealegre aprovechó también para reclamar una reforma de la justicia que permita un rediseño de los órganos de control para que no se permita la reelección de procurador. Esta figura está prohibida para los cargos de fiscal General de la Nación y contralor General de la República.


Preocupación por la medida


El nuevo embajador de Estados Unidos, Kevin Whitaker, la Red de Ciudades Latinoamericanas (Redcisur)y unos 20 eurodiputados manifestaron su preocupación por la sanción impuesta por la Procuraduría al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.


En su discurso de nominación, Whitaker afirmó que la sanción al mandatario distrital podría enviar un mal mensaje que llevaría a afectar el proceso de paz con las Farc, pues este grupo guerrillero podría pensar que no se respeta el pluralismo político.


Para Redcisur, la sanción impuesta atenta contra la gobernabilidad democrática de la región al tiempo que cuestionaron que “una acción de una autoridad administrativa destituya a un gobernante elegido por voto popular de manera legítima”.


Los eurodiputados precisaron que la Convención Interamericana de Derechos Humanos establece que los derechos políticos pueden ser restringidos por vía de sanción “solo cuando existe condena, por un juez competente, en un proceso penal”, y dejaron claro que ese no ha sido el caso de Petro.



Mañana habrá marcha

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, pidió a sus seguidores realizar una gran marcha el viernes para rechazar la decisión del procurador. Los llamados “indignados de la Plaza de Bolívar”, permanecen allí desde el lunes que se conoció la destitución en inhabilitación por 15 años del mandatario.


El personero de Bogotá, Ricardo Cañón, anunció que se está haciendo un seguimiento a esta iniciativa pues los empleados del Distrito podrían estar siendo presionados para acudir a estas marchas, lo que constituiría un acto irregular.