Columnistas

Liderazgo de Colin Powell (2)
Autor: Lázaro Tobón Vallejo
12 de Diciembre de 2013


Continuamos con los principios de liderazgo de Colin Powell, reseñados en el libro “El Secreto del Liderazgo de Colin Powell”, escrito por Oren Harari.

Continuamos con los principios de liderazgo de Colin Powell, reseñados en el libro “El Secreto del Liderazgo de Colin Powell”, escrito por Oren Harari.


1) Use todos los medios a su alcance para crear mayor comunicación y nunca permita que los rangos o jerarquías se interpongan en el proceso. Hay que airear las opiniones de aquellos que están en primera fila. Invite a gente de fuera a que participe en la discusión. No se debe tener miedo de compartir información con las personas adecuadas.


2) Use la tecnología para incrementar el nivel de comunicación. Utilice el poder de las nuevas tecnologías en orden a asegurarse que todos están incluidos. Invierta en los recursos necesarios para que la información fluya libremente por la organización. Más importante aún, cree un clima psicológico en el cual este fluir de la información sea percibido como un recurso y no como una amenaza.


3) Mire lo que ocurre hoy y supervise el ambiente para mañana. No se ancle en el pasado. Incluso en el mejor clima busque pistas en el horizonte. Sepa adaptarse a nuevas situaciones.


4) Rete la sabiduría prevaleciente. Siempre debe preguntarse: ¿qué nos dice la información recopilada?


5) Cuídese de cometer miopía competitiva. Cambie su modelo antes que alguien lo haga por usted. Recuerde que los cementerios corporativos están llenos de organizaciones que fallaron al no tomar medidas preventivas.


6) Haga que el cambio signifique crecimiento. Los seres humanos se resisten al cambio, porque el cambio produce crecimiento. Por lo tanto, los seres humanos se resisten a crecer, incluso si el crecimiento los mantiene felices y bien empleados. Los líderes necesitan conectar con aquellos puntos de manera constructiva. Haga que los cambios sean equivalentes a crecimiento y que el crecimiento sea equivalente a satisfacción.


7) No castigue los fracasos. A menos que las personas sometan a la organización a riesgos indebidos. Nunca es pecado fracasar en algo, sobre todo cuando se persigue un buen objetivo. Eso sí: hay que encontrar los medios para evitar que un mismo error se cometa dos veces.


8) Sea un des-organizador. Para evitar las ilusiones y la arrogancia nunca deje de dudar. Es necesario retar los hábitos y convencionalismos de la “sabiduría”.


9) Ponga la verdad y la integridad por encima de todo lo demás. Es mejor una verdad desordenada que mentiras disfrazadas que al final se conocerán. No tenga miedo de la verdad.


10) Mantenga la dignidad, el respeto y el honor mientras esté en desacuerdo con algo. Se puede no estar de acuerdo, pero no hay razón para ser desagradables. Respetando la dignidad de sus superiores se mantiene la propia.


11) Establezca un marco en el cual todos se sientan libres de decir lo que piensan. Esto ayudará a que todas las ideas sean bien acogidas y todos se atrevan a exponer su opinión.


12) Recuerde las tres “C” de Powell: claridad, compromiso y consistencia. Cuando hay claridad, compromiso y consistencia se le añade una inmensa fuerza a la organización. También usted se construye su propia credibilidad y autoridad, lo cual es un “plus” adicional para la organización.