Fútbol en el Mundo

“Comfortable does not mean easy”
“Cómodo no significa fácil”
Autor: Jonny Andrés Sampedro
7 de Diciembre de 2013


Es la percepción que queda tras el sorteo del Mundial de Brasil 2014, en el que Colombia no se enfrentará con selecciones potencias, ni campeonas del mundo, pero lo hará ante Japón, Grecia y Costa de Marfil.


Foto: EFE 

Uno de los equipos con los que ha alineado Colombia en sus últimas presentaciones.  

La historia de los rivales no dice mucho, pero la nuestra tampoco. El Grupo C del Mundial de Brasil 2014 quedó conformado de una manera en la que todos los seleccionados dicen, miran, comparan y concluyen: “fue lo menos malo que nos pudo pasar”.


Nos salvamos de tener en el grupo a Holanda, Inglaterra, Francia y Portugal, que en vez de ellos llegaron los griegos, pero a su vez los japoneses, marfileños y helénicos también se persignaron y tomaron aire, porque evitaron caer en la zona de Alemania, Argentina, España y el país anfitrión.


La situación entonces se ve pareja desde esta óptica y si se quiere puede tener una pequeña favoralidad para la “Tricolor”, dado su buen momento, pero esto no es prenda de garantía y Víctor Hugo Aristizábal, hombre que fue mundialista con Colombia y que triunfó en tierras brasileras así lo ratifica.


“Es un grupo cómodo, pero eso no significa que sea fácil y esas palabras deben saber interpretarse. No enfrentaremos a ningún campeón mundial, pero nosotros tampoco lo somos y debemos tener los pies en la tierra. Considero que debemos tener cuidado con Japón y Costa de Marfil, porque son potentes y veloces y eso le puede afectar a nuestra defensa que se ha visto lenta y con algunos inconvenientes”, acota “Aristi”.


Por esa misma línea se muestra el técnico del combinado cafetero, José Néstor Pékerman, que después del sorteo les dijo a los medios presentes: “Es un grupo parejo, y no hay que tomar conceptos tan apresurados, hay que ir con tranquilidad, porque enfrentaremos a un asiático, un africano y un europeo con características distintas”.


Francisco “Pacho” Maturana, en declaraciones a la emisora Antena 2, fue un poco más allá, y aseguró: “ha sido un sorteo benévolo con todo el respeto y es importante que los jugadores le den ese respeto a cada uno de los equipos”.


Para Radamel Falcao García, el jugador más representativo del fútbol colombiano en la actualidad, “lo importante será tener un muy buen primer partido e ir juego tras juego, pero con mucha prudencia”.


Y para que se dé un buen Mundial y una participación importante, “será vital que los jugadores lleguen muy bien físicamente, porque se pierde el primer partido y te vas prácticamente, claro que eso será difícil de manejar por lo apretado que estarán los calendarios de los torneos el próximo año”, dice Aristizábal.  


Las sedes 


Pasando a las locaciones se puede decir que Colombia también salió beneficiada, pues recorrerá pocas distancias en la Primera Ronda dado que entre Belo Horizonte, Brasilia y Cuiabá hay pocas horas de vuelo y si establece su sede en un lugar cercano a estos lugares solo viajaría una hora y media, máximo dos.


Sobre el clima y lo que pueda ofrecer el público brasilero Víctor Aristizábal vuelve y da su aporte: “En Belo Horizonte y Brasilia por esa época la temperatura será similar a la de Medellín y eso es positivo, ya en Cuiabá es mucho más caluroso, pero lo importante es que los brasileros la llevan bien con los colombianos, allá somos queridos y sé que nos apoyarán”.


Finalmente, en cuanto a los horarios de los juegos, los dos primeros a la una de la tarde y el otro a las cuatro, David Ospina concluyó: “La hora no es muy común, pero la alimentación y el prepararnos bien nos va a ayudar bastante”. 



Los rivales de antes

Chile 1962: Unión Soviética, Yugoslavia, Uruguay.


Italia 1990: Alemania, Yugoslavia y Emiratos Árabes Unidos. 


USA 1994: Estados Unidos, Suiza y Rumanía. 


Francia 1998: Inglaterra, Túnez y Rumanía. 


*Cómo se aprecia los grupos más complicados que enfrentó Colombia fueron en su orden el del Mundial chileno, porque allí todos eran potencias futbolísticas en ese momento y el de la cita orbital en suelo italiano, pues estaba todavía Yugoslavia y Alemania venía de ser subcampeón de la cita de 1986.