Economía

Potato purchasing, without changes in price
Compra de papa, sin variaciones en el precio
Autor: Duván Vásquez
6 de Diciembre de 2013


Uno de los acuerdos generados durante las mesas de negociación de los campesinos y el Gobierno Nacional fue la captación de toneladas del tubérculo para incrementar su valor en el mercado ordinario.

La Federación Colombiana de Productores de la Papa (Fedepapa) indicó que el precio de la papa sigue en $18.000 por carga en departamentos como Boyacá, que entraron desde cerca de dos meses en el programa de compra del tubérculo del Gobierno Nacional que tiene previsto su culminación en el día de hoy con un total de 35.000 toneladas compradas.


Al respecto, el presidente de Fedepapa, Alejandro Estévez, manifestó que el precio de la compra de papa continúa por debajo de los $300 el kilo en los mercados de Bogotá. “Antes se ha visto afectada la demanda de la papa y los agricultores que trabajan y  venden a los centros de acopio”.


En eso coincide Alfonso Marín, analista de la Central Mayorista de Antioquia, quien aseguró que la papa regional está entre $600 y $700 el kilo al por mayor, pero al campesino se le compra entre $50 y $100 menos del valor al comerciante. Aunque ese mismo tubérculo que viene del centro del país está al por mayor en $500 y $550 por kilo de acuerdo con la calidad.


Según Marín, “la estrategia de compra del Gobierno perjudicó a los comercializadores. Por ejemplo en el caso de aquí de la Mayorista rebajó el volumen de salida a la Costa, Chocó y San Andrés”.


Por esa razón, el presidente de Fedepapa aseveró que esa estrategia solo está beneficiando a los campesinos que le están comprando directamente la papa. Sin embargo, en esas mismas regiones se ha deprimido el precio al igual que Antioquia, Santander y Cauca, que también son zonas paperas que no fueron incluidas en el programa estatal.


“El Gobierno tiene que evaluar esa política antes de continuar con esa compra de papa porque es claro que fueron afectados todos los sectores del país y alargó la crisis del sector”, añadió Estévez.


César Pachón, vocero de Dignidad Papera, movimiento que acordó con el Gobierno la compra de papa en Boyacá, Cundinamarca y Nariño, explicó que el objetivo era extraer un tonelaje del mercado y hacer subir el precio de la carga de papa a $60.000 en todas las plazas de Colombia, pero las empresas de frito dejaron de recibir el tubérculo, además los comerciantes especularon de que les estaban quitando su mercado. 


“Por eso se le dijo al Gobierno que había que sacar esa producción del país pero como no tenía los protocolos fitosanitarios los llevó a zonas vulnerables, pero las empezó a mandar a mercados de campesinos. Eso no dejó subir el precio y no se logró el objetivo”.


La compra de papa finaliza hoy porque se agotaron los primeros recursos por $20.000 millones que se había destinado para ese programa. Sin embargo, el sector papero tiene adjudicados otros $30.000 millones para proteger la producción en 2014.



Inicio del acuerdo

El movimiento campesino Dignidad Papera se levantó de seis de las siete mesas de concertación, porque el Gobierno Nacional inició el martes 15 de octubre la compra de papa como se había acordado, pero al día siguiente no prosiguió con la estrategia.


Por eso, en ese momento, César Pachón, vocero de Dignidad Papera, manifestó que “la gente empezó a llevar al mercado de Tunja todos los ‘camionados’ de papas, pensando que el Gobierno estaba comprando y finalmente se tuvo que regalar o dejarla botada, porque el costo del flete salía más caro y causaba un caos peor”.


Por esa razón, el Gobierno Nacional emitió el 18 de octubre un decreto de “urgencia manifiesta” de compra de papa para cumplir con los compromisos pactados y retornar a los campesinos  a las mesas de diálogo.