Economía

Business mortality rate, entrepreneurship’s blemish
Mortalidad empresarial, lunar del emprendimiento
Autor: Duván Vásquez
24 de Noviembre de 2013


La especulación de los empresarios en el mercado y la falta de acceso al crédito son unas de las razones que restringen la durabilidad de las empresas dentro de los sectores productivos de la economía del país.


Foto: Cortesía 

Según la Cámara de Comercio de Medellín, de cada 1.000 habitantes hay 28 empresas en Antioquia.

La Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia reportó que 9.194 empresas han sido canceladas en lo corrido del año en el departamento, lo que significó un 48,9 % en relación con las 18.800 compañías registradas en el mismo periodo. 


De acuerdo con Luis Javier Ramírez Vanegas, gerente de Servicios Registrales y Empresariales de la Cámara de Comercio, de la cantidad de empresas que han cancelado su matrícula en 2013, hay compañías que fueron creadas en el año actual y en periodos anteriores.


“En realidad, de las empresas nuevas creadas en este mismo año, se han cancelado 669”, aseguró Ramírez Vanegas.


A pesar de los índices de mortalidad empresarial, la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras) destacó que en lo corrido del año se han creado en la nación un total de 243.000 nuevas compañías. Por esa razón, Julián Domínguez, presidente de ese gremio, aseveró que “la creación y el emprendimiento en Colombia indica una buena dinámica económica en el país debido a que aumentó en un 16 % el número de empresas que empezaron a funcionar entre enero y octubre”.


Esa cifra es un reflejo del emprendimiento antioqueño que tuvo un 7 % de incremento en el registro de negocios nuevos dentro de la Cámara de Comercio. Sin embargo, hay razones identificadas que motivan el pronto cierre de esas empresas.


Según el gerente de Servicios Registrales y Empresariales de la Cámara de Comercio, Luis Javier Ramírez Vanegas, una de las razones que se han identificado en la cancelación de empresas es por los altos costos transaccionales, es decir, los costos asociados a la creación de empresas como Industria y Comercio, parafiscales, etc. Además, por no contar con líneas adecuadas de crédito que garanticen la sostenibilidad.


Otra de las razones es que se considera la empresa como un proyecto de vida, pero ante una oferta de empleo cierran el negocio. En algunas ocasiones, simplemente se cambia de forma jurídica, de jurisdicción (territorio sede) o se fusionan con otras empresas.


De acuerdo con los análisis de la Cámara de Comercio, el 98 % de las compañías que cerraron este año fueron micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes). En ese sentido, Miguel Ángel Echeverri, director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Micros, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi) Antioquia, explicó que la mortalidad empresarial en la región se mantiene debido a que se cometen errores en la constitución, porque no se hacen estudios previos del mercado y del acceso al crédito para estar vigentes.


“Nadie te garantiza el éxito de la empresa, pero si tengo en cuenta esos factores antes de formalizar y registrarse en cámaras de comercio, serán más duraderas”, aseguró Echeverri.


Esa situación también se ve reflejada en los proyectos municipales, porque según Diana Carolina Bermúdez, coordinadora de Capital Semilla de la Alcaldía de Medellín, las empresas arrancan y por eso sabemos que “de las 1.400 ideas que tenemos, el 50 % sobrevive”.