Columnistas

Creaci髇 de vicegobernadores y vicealcaldes
Autor: Delf韓 Acevedo Restrepo
22 de Noviembre de 2013


Presentado por Jorge Eduardo Londo駉 Ulloa y otros Senadores de la Rep鷅lica, ha llegado a consideraci髇 del Congreso de la Rep鷅lica el Acto Legislativo No 07 de 23 de agosto de 2013,

Presentado por Jorge Eduardpo Londoño Ulloa y otros Senadores de la República, ha llegado a consideración del Congreso de la República   el Acto Legislativo No 07 de 23 de agosto de 2013, por el cual se adiciona un capítulo V (nuevo) al título XI de la Constitucion Política de Colombia, mediante el cual se dispone que a partir de los comicios de 2015, para la eleccción de los gobernadores y alcaldes, en la misma fórmula se elegirán vicegobernadores y vicealcaldes para todos los departamenrtos y municipios del país.


Los antedichos funcionarios reemplazarán en las faltas temporales y absolutas a los gobernadores y alcaldes, excepto cuando sea por revocatoria del mandato. 


Las calidades, requisitos, inhabilidades, período y posesión de los Vicegobernadores y Vicealcaldes, agrega el proyecto, serán las fijadas por la Constitución y la ley para los gobernadores y alcaldes.


Durante la gestión del ingeniero Alvaro Villegas Moreno, como Gobernador de Antioquia, en la década de los 80, se propuso a la honorable Asamblea un plan para el fortalecimiento de una serie de polos de desarrollo, con miras al logro del equilibrio urbano de Antioquia, mediante el cual se adecuaba la infraestructura y las características de 7 de nuestros municipios seleccionados por sus características de localización, crecimiento, topografía, integración regional, destinando a ello parte considerable del presupuesto departamental.Se trató entonces de institucionalizar la figura del los Vicegobernadores, otorgando a los municipios la responsabilidad de modernizarse administrativamente y así poder prestar mejores servicios a la comunidad. 


Esta inniativa se concretó en la creación de los polos de desarrollo o centros administrativos o de servicios regionales (Caser) para transformar un  departamento, con una gran capital, rodeada de municipios pobres y subdesarrollados, procurando con ello dinamizar cada uno de los minicipios selec cionados como centros de desarrollo regional.  


Este proyecto, por razones jurídicas no tuvo continuidad en el tiempo. Mas tarde, el doctor Villegas como Presidente del Senado de la República, trató de otorgar a esta misma iniciativa el rango de ley, mediante el proyecto No. 5 de 1985, cuyo objetivo era proporcionar a las regiones un mecanismo de desarrollo que les pemitiera participar en la actividad socioeconómica del país. Se contemplaba en el proyecto que la nación descentralizaría en estos Caser, la educación, la salud y toda clase de servicios que competen a lo que el desarrollo de la región exija. Esta   iniciativa tampoco alcanzó a culminar el trámite reglamentario.


Con el Proyecto de Acto Legislativol que comentamos se busca avanzar en el proceso de descentralización iniciado en el país a raíz de la elección popular del alcades y gobernadores, dando mayor vigencia al principio de la autonomía territorial, aún incipiente y exigua, quizá porque ha sido abandonado política y jurídicamente con bastante prevención, porque el poder central aún no confía en los niveles territoriales inferiores ni en la efectividad de sus ciudadanos para contratarlos, situaciones que han impedido el desarrollo legal de ese marco de autonomía territorial donde los pueblos decidan la suerte respecto a sus autoridades y los asuntos públicos locales.


Se busca con el proyecto de acto legislativo 07 de 2013 reivindicar el derecho político y autónomo del pueblo para gobernarse por autoridades propias en las cuales no tengan ninguna ingerencia los poderes políticos de nivel territorial superior, previendo que haya elección de mandatarios locales en fórmula de Alcalde y Vicealcalde y Gobernador y Vicegobernador.


El Vicegobernador y el Vicealcalde podrán asumir las funciones o encargos que el Gobernador y el Alcalde respectivo le asigne sin que ello lo inhabilite para asumir o reemplazar al titular en las faltas temporales o absolutas.


Esta medida constitucional que se lee en la exposición de motivos al proyecto que comentamos, también evitará la indebida interferencia de los funcionarios de organismos de control y judiciales en prácticas clientelistas que deslegitiman su actuar al ocuparse de la persecusión de autoridades locales con fines políticos, para abrir el camino a intereses diferentes a los que del buen servicio del control les corresponde, “es decir, evitaría la desviación del poder del control con la atribución de suspender o destituir autoridades locales respondiendo a otros intereses diferentes a la verdadera misión de controlar para proteger la moralidad y el orden judidico públicos”.